Y en el Día del Abogado

Los abogados, que celebraron ayer su día, seguramente, oían con odio sustentar a Urbina su polémico fallo que permite a los comerciantes minoristas de La Parada, que no quisieron trasladarse al nuevo mercado mayorista de Santa Anita, volver a las andadas en aquella zona que, hace mucho, había dejado de ser un mercado para convertirse en guarida de “ratas” en todos los sentidos de esta palabra.

| 03 abril 2013 12:04 AM | Columnistas y Colaboradores | 645 Lecturas
645

Urbina parecía un Cantinflas revocador, un maltratador del lenguaje, un estropeador de proyectos. Hablaba como si había sido mandado por Marco Turbio, como si quería hacer quedar mal a los abogados.

Tiene razón la alcaldesa al calificar la resolución del abogado como un sabotaje al desarrollo de la ciudad, porque hay que ser un saboteador para ir contra el nuevo mercado mayorista en Santa Anita y un proyecto del Parque del Inmigrante en el terreno donde ayer festejaban los comerciantes que votaron por el Sí a la revocación.

Es muy curioso que algunos fujimoristas y una central sindical aprista hayan, de alguna manera, aplaudido la decisión de juez Urbina.

Pareciera haber gato encerrado en este fallo que salió justo el Día del Abogado y cuando toda la prensa estaba centrada en la liberación masiva de narcos en el último gobierno del expresidente García, quien hoy estará en la Megacomisión respondiendo sobre este caso.

Lo más saludable sería que el fallo de Urbina sea anulado y enviado a cualquier biblioteca imaginaria de un revocador. ¿Qué motivó a Urbina para sacar aquel fallo? Ya lo sabremos algún día.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: |


...

El Escorpión

El Escorpión

elescorpion@diariolaprimeraperu.com