Wall Street ocupado por los Estados Unidos

El domingo 23 estuve en Zuccony Park, cuartel general del movimiento “Occupy Wall Street”. Me llamó la atención la magnífica organización.

| 25 octubre 2011 12:10 AM | Columnistas y Colaboradores | 1.7k Lecturas
1789

El campamento tenía carpas y letrinas impecables, una oficina para coordinar con movimientos similares, una biblioteca y un espacio para reuniones cotidianas.

Además, reinaba un gran entusiasmo debido al creciente apoyo popular y de personalidades académicas, políticas y religiosas de los Estados Unidos. Hoy las encuestas revelan que casi los 2/3 de la población apoyan al movimiento.

En más de 70 ciudades estadounidenses se han ocupado lugares públicos contra Wall Street. La protesta es contra la codicia y los privilegios de los banqueros especuladores y sobre todo contra la nueva plutocracia norteamericana, que siendo solo el 1% de la población, concentra hoy el 42% de toda la riqueza nacional y además paga proporcionalmente menos impuestos que la clase media, ahora empobrecida.

El eslogan del movimiento es “SOMOS EL 99%”. Que contiene un mensaje que dice: somos los Estados Unidos, ocupamos Wall Street y decimos no a un sistema que enriquece al 1% y empobrece a los demás.

Bajo esta premisa los objetivos inmediatos del movimiento son regular efectivamente Wall Street, que los ricos paguen más impuestos y que se prohíban los lobbies en Washington.

Esta es una protesta insólita porque el pueblo norteamericano, a diferencia del europeo, nunca practicó la protesta contra los ricos, al contrario los admiraba. Además, desde la revolución industrial cuando un estadounidense no sentía contento con sus ingresos, en las ciudades industriales del Este, se mudaba al Oeste, donde la mayoría los mejoraba.

Así el territorio continental de los Estados Unidos absorbió históricamente el conflicto social. Ahora ya no hay “Far West” porque treinta años de política neoliberal han creado un conflicto social en todo el país.

Y es por esto, que Marx es hoy revisitado en los Estados Unidos, ya que él pronosticó que la crisis global del capitalismo comenzaría a originarse en los países capitalistas más avanzados. Jamás se imaginó que podría surgir en Rusia y China.

Esta anomalía histórica hizo que el comunismo en Rusia y China terminara por ser el camino más corto para llegar al capitalismo, ya que al Occidente feudal les tomó unos 300 años y a los comunistas rusos y chinos solo un decenio.

¿Logrará este movimiento, cambiar la república plutocrática estadounidense? Nadie lo sabe, pero lo cierto es que hoy el conflicto social ha estallado en los Estados Unidos porque por primera vez la clase media, que es ethos de la democracia estadounidense, ha tomado conciencia que el sistema capitalista en su país funciona contra de ella.

La ideología del capitalismo neoliberal está hoy en bancarrota en los Estados Unidos. Nadie cree que el mercado se regula solo distribuyendo eficientemente la riqueza. La crítica de los premios Nobel, Stiglitz, Krugman y de otros intelectuales notables contra esta utopía es hoy demoledora.

Estamos así presenciando el comienzo de una lucha política para orientar socialmente la economía de los Estados Unidos. Una lucha que tendrá enormes repercusiones en el mundo.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | |


...
0.746978998184