Veterinaria del Estado

Así como existen hospitales públicos para hombres y mujeres que no tienen la posibilidad de pagar una clínica, debería haber una veterinaria pública para las mascotas cuyos dueños no tienen la billetera gorda. Digo esto porque ayer una vecina mía se puso a llorar porque no tenía el dinero suficiente para cubrir los gastos para curar a su perrita en una veterinaria de San Borja.

| 30 abril 2013 12:04 AM | Columnistas y Colaboradores | 1.4k Lecturas
1417

Me di cuenta entonces que efectivamente nadie se ha preocupado en abrir una veterinaria pública, seguramente, creyendo que todo el que tiene mascotas en casa posee el dinero suficiente para costear la curación cuando estas se enfermen. No es así. No todo el que ama a los animales tiene la plata suficiente para curar a sus seres queridos en lugares donde las consultas cuestan un ojo de la cara. Todas las mascotas además tienen derecho de recibir una revisión de salud porque, como seres vivos, no siempre están libres de enfermedades y, muchas veces, un gatito muere porque el dueño de este no tuvo en el momento el dinero suficiente para pagar una veterinaria. Una veterinaria pública, me parece, debe ser un punto de reclamo a las autoridades pertinentes y quienes deben impulsarla son los amantes de los animales organizados en colectivos. Está muy bonito que haya lugares lujosos donde le cortan las uñas y le hacen peinados raros a los perritos. Está muy bien que estos animalitos tengan la suerte de tener dueños pudientes. ¿Pero qué hay de los gatos y los perros que viven en familias humildes, en los barrios populares donde la plata no alcanza ni para cubrir la canasta básica familiar?


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | | | |


...

El Escorpión

El Escorpión

elescorpion@diariolaprimeraperu.com

1.1124689579