Una solvente gestión en Produce

La ministra de la Producción, Gladys Triveño, aún cuando no aparece en interesadas encuestas, viene cumpliendo una valiosa y corajuda gestión en beneficio del sector pesquero y del país, intentando colocar el pescado al alcance de las grandes mayorías, reordenando las actividades extractivas, y desnudando las evidentes prácticas de corrupción. Soportando con estoicismo los infundios e insultos de una mercenaria élite empresarial, que inclusive usa devaluados entes sindicales y oscuros personajes, la ministra Triveño ha sabido imponer el D.S. 05-12, con la energía y razones necesarias, acallando el abuso y la ilegalidad.

| 08 diciembre 2012 12:12 AM | Columnistas y Colaboradores | 1.4k Lecturas
1484

La recientes Resoluciones Ministeriales Nºs 498 y 499 del 28/11/2012, representan nuevas medidas tendientes a lograr una transparente labor, de evaluación al desarrollo del Programa de Vigilancia y Control de la Pesca y Desembarque, anulando un Controvertido Comité de Trabajo, en el cual participaban dos representantes del empresariado industrial, simbolizando al gato en el despensero, pues sibilinamente se protegía la llamada “Pesca Negra”, encargando las labores de Inspección a empresas como CERPER y SGS International, con las cuales mantienen a la vez compromisos particulares de certificaciones de sus productos. El endose de mayores responsabilidades a la Dirección General de Supervisión y Fiscalización, sirve también para destacar la labor de su directora, Jesica Pino Shibata, amenazada ahora por el tristemente célebre Rafael Rey Rey, quien la ha denunciado ante la Comisión de Fiscalización y Contraloría del Congreso de la República, tal vez enardecido por las correcciones a las irracionales medidas que otorgó en favor de los industriales pesqueros cuando era ministro, y que justificaban su condecoración por la S.N.P. (Sociedad Nacional de Pesquería).

El Decreto Supremo Nº 008-2012-PRODUCE, de reciente emisión, está también disponiendo un plazo de 45 días para establecer un estudio sobre desembarques y procesamientos de descartes y residuos, por el ITP (Instituto Tecnológico de la Producción) buscando la conservación del recurso hidrobiológico (anchoveta), y su mejor aprovechamiento. Los dispositivos legales emitidos, se suman al acierto de haberse señalado una cuota de pesca industrial de 810 mil toneladas, con la explicación que podría haberse anulado totalmente, ante la evidencia de una limitada biomasa, y claras anormalidades climáticas.

Es evidente que los industriales pesqueros continuarán su campaña para desprestigiar a la ministra Triveño, apelando inclusive a personajes que sin representación alguna fungen de expertos, siendo casi en su totalidad elementos de cuestionados antecedentes, como quienes estuvieron detrás de los desórdenes por el D.S. 05-2012, en zonas de Chimbote y Sechura, defendiendo sus intereses y propiedades mal habidas. Una lectora que nos escribe, reflexiona sobre la corrupción en el Perú, y lo resumen así: “En nuestro país, la honestidad se llama estupidez; la honradez equivale a ser tonto o baboso; a la sinvergüencería la llaman inteligencia; al robo le llaman oportunidad y viveza criolla; y solo existe justicia para quienes tienen dinero y padrinos”. Y como alguien dijo al conocer Palacio de Justicia: “Tanto Palacio para tan poca justicia”.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | |


...

Juan Rebaza Carpio

Mirando al mar