Una pollada por Fujimori

Si sé que la ´pelona’ alcanzará al Chino, por mi viejita linda que vendo tarjetas para hacerle una pollada pro salud. Y es que en el 2006, la encapuchada se levantó a dos mega criminales, sin asco. Empezamos por el más cercano, Augusto Pinochet: La impunidad se lo debió a su delicada salud. Nunca tuvo un castigo justo por su ‘Caravana de la Muerte’, los desaparecidos que originó su régimen militar. El Chile más inmoral protegió al asesino. Con un infarto al miocardio, la Muerte utilizó su guadaña para arrancarle su último aliento. Sospecho que el Divino dijo: “éste me vale mejor frito por el mismo Lucifer, a la brasa y con harto ketchup, que estar causando estragos en la política chilena”. Ya entonces en el averno era residente, hace 8 meses, otro de su calaña: el ‘lobo’ Slobodan Milosevic y para variar también llegó después de un fallo cardíaco.

| 06 junio 2008 12:06 AM | Columnistas y Colaboradores | 499 Lecturas
499

Atrás dejaba el mundo y sus delitos, el juicio en la Haya, la guerra de los Balcanes, con genocidios y violaciones a los derechos humanos. El destino y Satanás, confabularon rico ese año para que estas dos joyitas se escapen de la sentencia final en sus respectivos países. Esta mañana, Alberto Fujimori está postrado en Neoplásicas, por un mal que podría generar cáncer. Lector, hagamos una pollada, una cruzada avícola en Lima Norte y Sur por su salud. Luego Ollanta que se apunte con un par de doctores cubanos. Alberto quiere mutar a Fuji-chet o Milo-mori. Hago la denuncia desde ya, y alisto mis discos de Rossy War, Ana Kohler, para esta altísima actividad pollera.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Luis Torres Montero

Malas palabras

www.malaspalabras.pe