Una íntima olimpiada nacional

Con lo de Beijing los chinos se ‘botan’ como agua sucia. Hasta para dar el caramelo de chifa se ponen ‘guapos’; yo también tengo mi olimpiada, qué se creerán: se prenderá la antorcha en el Teatro Municipal y si se quema como anticucho igual se tienen dos años para remodelarlo, según paciencia de Castañeda.

Por Diario La Primera | 11 ago 2008 |    

Los ejercicios del amor libre se practicará en el Museo de Arte Contemporáneo; que se lleven condones contra las enfermedades de la política cultural del gobierno; traducción viral: nada de cultura significa nada de crítica. Nada de oposición. Se anunció la creación de un Ministerio de Cultura para distraer a la manada. “Te conozco bacalao, aunque vengas disfrazado”. La nadadora Christina Jones será la belleza en el ‘Cubo de Agua’ de Pekín. Guarda nomás que se ‘ahogue’ como Carolina Lizárraga en la Oficina Nacional Anticorrupción, la cual representaba el harakiri del régimen; no desean más investigaciones acerca de la corrupción durante el primer gobierno alanista. Basta de cortinas y nombren sucesor(a). En China, nuestra compatriota, Valeria Silva, batió récord sudamericano. En Perú, nuestro presidente hizo ‘batidito’ de periodista erepepiano. Medalla de oro a USA en básket, fácil; medalla de oro al humorista gráfico de ‘La República’, Alfredo, número uno de los dibujitos oficialistas. Raúl Romero entonará el tema de esta particular olimpiada, cantándoles a los adolescentes de su programa: “por favor, chicos, nunca digiten en Google: Romero + Fujimori”. Adiós ráting. Esta fue mi olimpiada personal. Por allá, la China se vuelve más opulenta y Osetia del Sur se empobrece con la guerra entre rusos y georgianos, en una carrera ‘olímpica’ de quien llega más rápido hacia la muerte.


    Luis Torres Montero

    Luis Torres Montero

    Malas palabras

    www.malaspalabras.pe