Un lanzagranadas sobre el puente Atocongo

Dios no quiera que se derrame sangre en estos días de paro nacional. Ayer, en el puente Atocongo, después de acompañar a mi flaca “Betty Boop” a que tome su combi, avisté un escuadrón de soldados de ropas camufladas tipo operación “Tormenta del Desierto”.

Por Diario La Primera | 08 julio 2009 |  704 
704  

Me acerqué y les seguí con la mirada, como repasando formación malcriada; yo, el Malapalabrero, dando talla misma autoridad en Apocalipsis Now, desafié sus boinas con mi gorrita malapalabrera Rolando Laserie stail, calándola hacia atrás, cual piraña con mentón alzado, enganchando una nube gris de tanta finta. Hasta que me detuve en el último sujeto del orden. Me extrañó esa metálica forma de la muerte; el arma que sujetaba el broder es tan diferente a las que portaban sus compañeros. Supuse que era una broma surrealista marcial. Estiré la ceja hacia arriba e intenté dar el vistazo de ciego. No era cualquier cosa y me dirigí hacia ella. Le dije: “Jefe, cuál es ése… es que me produce curiosidad”. “Es un lanzagranadas MGL/40 mm”, afirmó ¡Pasu! Automáticamente retrocedí y le susurré “alaos contigo”. A diez pasos de distancia, sobre el puente y viendo el vacío donde los autos rayaban la Panamericana Sur con sus bocinas chillonas, dos hombres ondeaban una banderola que profesaba un “No a la violencia”. Interrogué a uno de los dos, con la habilidad del despistado, para saber quiénes les financian y me confirmaron que estaban allí por el gobierno. Y me empezaron a hablar de los infiltrados en las marchas. De lejos, el panorama es contradictorio. García contrata a la portátil para su careta pacifista y su revés, a pocos metros más allá: instala una tanqueta con su lanzagranadas. Warafak. Le volví a preguntar al soldado: “¿Esas no son de lacrimógenas, no?). “No, estas sí te matan” y sonrió.

Referencia
Propia



    Luis Torres Montero

    Luis Torres Montero

    Malas palabras

    www.malaspalabras.pe

    Loading...

    Deje un comentario