¿Un ciudadano global?

Cada cierto tiempo nos visita y por supuesto se pasea por todos los principales medios de comunicación, contándonos maravillas de su permanente y exitoso caminar por el mundo. Y claro, nadie se toma el tiempo ni la molestia de cotejar si lo que nos dice es cierto o no; pero eso no parece importar.

| 25 agosto 2012 12:08 AM | Columnistas y Colaboradores | 881 Lecturas
881

Los periodistas más pintados de todos los medios de comunicación del país lo entrevistan y se quedan pasmados. Lo miran con cara de aprendices o de infantes que están frente a un ser superior. No les sale ni siquiera una repregunta que lo pueda incomodar y él se pasea por la entrevista como si estuviese en la sala de su casa.

Pero además sorprende que venga desde tan lejos (algún país de África o Asia) y sepa más que nadie sobre lo que pasa en Conga, Huasmín o en el último recoveco de la laguna El Perol. ¿Cómo lo hace? Siempre sabe qué es lo que se tiene que hacer frente a un conflicto o por lo menos qué responder, que no es lo mismo, pero eso tampoco importa.

Como tampoco importan algunos de sus antecedentes. No importa que haya salido zumbando cuando la negociación del TLC se puso complicada; que hace unos años se haya vestido de Indiana Jones y luego de visitar una comunidad se haya presentado como un experto en temas amazónicos y que realizaría un gran encuentro internacional con comunidades indígenas de otros países para que nuestros pobladores amazónicos aprendan que es mejor que los bienes públicos tengan propietario. Tampoco importa que haya borrado en una edición los nombres de los dos coautores del libro “El Otro Sendero” y se haya quedado él solito en la portada. Nada de eso importa porque Hernando De Soto es de los que creen que la memoria de los peruanos es corta.

Para los que ya no se creen el cuento de De Soto (que antes se apellidaba solamente Soto), por lo menos tienen que reconocer que este señor debe ser uno de los mejores vendedores del mundo. Lamentablemente para él la categoría de mejor vendedor del planeta no existe para la academia sueca que otorga el Premio Nobel y por lo tanto seguirá estando, muy a su pesar, bastante lejos del reconocimiento de su ex amigo Vargas Llosa. Hasta el próximo año don Hernando, estaremos esperando poder oír sus extraordinarias historias.

Loading...



...

José De Echave C.

Globalización con Equidad