Tres de cuatro no aprueban a García

Últimamente ocurre que cuando “El Comercio” recibe una encuesta, contratada por ellos, que indica que Alan García está sobre el 26% de aprobación a nivel nacional y que ha caído cuatro puntos en un mes y nueve en dos meses, lo que hace es poner un enorme titular de domingo que afirma que el 91% de los peruanos está orgulloso de serlo y no quiere cambiar de nacionalidad.

Por Diario La Primera | 23 jul 2008 |    

Que sólo uno de cuatro peruanos se identifique con la propaganda que insiste que “el Perú avanza”, y que esa proporción descienda a uno sobre diez en el sur y el oriente, o que en Lima la caída en el mes del paro nacional haya sido de nueve puntos parecería de menor cuantía, o “El Comercio” trata de que se perciba asÑ

Hay obviamente varias cosas por discutir: (a) en el aspecto económico estamos pasando la etapa de los picos de la política de todo por el crecimiento, reforzada con subsidios e intervenciones para que no se sientan los efectos del desarreglo global (petróleo y dólar), y los dos asuntos de mayor desaprobación del gobierno son los de la subida de precios y la insuficiente generación de empleo; (b) en el plano político, estamos ante el desafío de movilizaciones sociales como el moqueguazo y el paro nacional, que el gobierno niega que representen un estado de ánimo en su contra y una búsqueda de alternativas de cambio .

La perspectiva de mediano y largo plazo indica que la situación económica se va a deteriorar de todas maneras, sea que se mantenga en el esfuerzo de crecer, tragándose los problemas que está generando, o que se imponga finalmente el criterio de los que ya empezaron a perder confianza al sistema y demandan un ajuste antes que sea demasiado tarde. Entre la inflación lenta y el salto al vacío de la corrección por shock, no hay cómo evitar que aumente el descontento. Pero si a eso se suma la ceguera política, esa de creer que humalistas, chavistas y comunistas explican las protestas, y seguir promulgando leyes de represión armada para afrontar la crisis.

Sobre el punto, “El Comercio” coloca de manera destacada una percepción del paro como “fracaso”, del 66%. Pero a continuación aparecen otras cifras: el 27% estuvo a favor del paro y no fue a trabajar, mientras el 26% apoyaba la medida pero trabajó. Es decir 53% consideraba justa la paralización. Además anota que sin estar a favor del paro, hubo un 11% que no acudió a su empleo, lo que indica una paralización total de 38%. Esto podía decir que la palabra fracaso, significa que la gente esperaba más paro, de lo que hubo, o la prensa dejó ver. Por eso el gobierno no sale más fuerte de la coyuntura, sino todo lo contrario.


    Raúl Wiener

    Raúl Wiener

    POLITIKA

    Analista