¿Todos pierden?

Hace mucho que dudo de esta premisa que reza así, que en el transporte urbano público masivo limeño todos pierden, el Estado, los usuarios y los transportistas, evidentemente que el Estado pierde ya que la ciudad en su conjunto pierde, ni qué decir de los ciudadanos usuarios que en 30 años no se les ha podido dotar de un sistema consolidado de movilidad urbana segura y eficiente, acorde con el tamaño de la ciudad.

| 19 julio 2011 12:07 AM | Columnistas y Colaboradores | 635 Lecturas
635

Pero mi gran duda es, si los que regentan el transporte urbano pierden, yo creo que no, porque si así fuera, hace muchos años se hubieran retirado del negocio. Lo que sucede es que encontraron una forma de hacer dinero a costa del ciudadano, del chofer y evidentemente sacando provecho de la vía pública a su regalado antojo. Escuchaba a María Jara (actual Gerente del transporte urbano de la Municipalidad-GTU) declarar para un medio de comunicación con mucha claridad y demostró solvencia sobre el tema. Y más me gustó, cuando dijo la palabra mágica que por tanto tiempo ha sido dejada a un costado, por TEMOR, por dejar las cosas como están, por no tener el valor de enfrentar un problema serio, esa palabra mágica es que van a MANTENER EL PRINCIPIO DE AUTORIDAD, desde esta tribuna le digo a María Jara, ni un paso atrás, si usted aceptó el cargo, es para hacer historia, a estos niveles casi épicos hemos llegado en el transporte urbano limeño, al que le toca HACER, y lo HACE, HARÁ historia y se acordarán de mí. Tienen idea como agradecerán los ciudadanos que por décadas no conocen una forma de transportarse dignamente, que los respeten, que no pierdan casi tres horas de su vida montados en vehículos destartalados y mal olientes como contaminantes e inseguros. Solo hay que tener decisión, paciencia y firmeza y claridad en los objetivos. Nadie puede discutir la necesaria uniformidad de los futuros ómnibus, nadie puede dudar de aceptar solamente verdaderas empresas que respeten a sus choferes, que cumplan con las rutas asignadas, salvo los que no quieren dejar esta mamadera tan fácil de llenar a costa de la desgracia de los demás. Hasta mañana.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Federico Battifora

Rompemuelle