Termalismo en el Perú

El Perú, país de marcada presencia volcánica, es rico en aguas termo-medicinales, o aguas calientes, como se les conoce localmente. Lima y Áncash, con más de 10 afloramientos cada uno, son los departamentos con mayor actividad geotermal y aunque el inventario nacional indica un total de 345 fuentes termales, sólo 230 se encuentran en servicio para su uso medicinal y turístico que no tienen la categoría internacional como los termales de España, que tienen una oferta de hidrotermalismo de primer orden: 128 estaciones de baños termales que reciben 350 mil visitantes/año y que generan 145 millones de euros.

Por Diario La Primera | 16 ago 2008 |    

La república checa en su spa de karloovy vary recibe 80 mil pacientes de 80 países; en Uruguay el 14% de sus turistas tienen como destino los baños termales. En el Perú, los famosos Baños del Inca, que alcanzan los 74º C de aguas ricas en minerales y de notable pureza potable, a pesar de recibir un millar de visitantes por día, no cuentan con la correspondiente oferta hotelera, a pesar de figurar entre los 8 más importantes centros hidrotérmicos del mundo. Las aguas termales que afloran a mayor temperatura en el país son las de Calientes, en la sierra de Tacna, a 98º C.

El termalismo, con una legión creciente de seguidores, es una forma de sanación natural con amplias posibilidades de convertirse en un atractivo producto turístico. Para los habitantes de Lima recomendamos los baños de Santa Catalina de Collpa, en la sierra de Huaral, a 4 horas de la capital, que es una hermosa muestra de piedra de la capital.


    Samuel Morante

    Samuel Morante

    Ecomundo

    Columnista