¿Te acuerdas del 2006?

En la primera vuelta del 2006 el campo popular se dividió seriamente. Ollanta Humala tenía el respaldo del PNP, UPP y el Comité Malpica (que no tuvo nunca ninguna vacilación a este respecto).

Por Diario La Primera | 17 febrero 2009 |  708 
708  

Al costado, compitiendo contra Ollanta Humala, estaba el candidato del Frente Amplio de Izquierda (FAI), con el MNI, el PCP(PR), el PCP, el FOCEP, el PSR y otros, (incluyendo al presidente de la CGTP en la plancha). Confiaban “darle una lección política a Ollanta, y colocar su propia fuerza parlamentaria”. Sacaron menos del 1% del voto. Luchando también como alternativa política a Ollanta, corrido hacia la derecha, estaba el PS de Javier Diez Canseco. Trataba de hacer lo mismo que el FAI. El resultado fue un igualmente triste fracaso. En tercer lugar Ulises Humala –hermano de Ollanta- con Avanza País, otra alternativa política. Incluso llevaba a Antauro como candidato; igual intención, igual fracaso. En cuarto lugar la opción anti-cubana de Susana Villarán, excesivamente derechizada para ser considerada “campo popular”, pero sea. Igual fracaso.

El pueblo rechazó la división. Castigó severamente a los divisionistas.

En esa primera vuelta Ollanta se convirtió en la primera fuerza política electoral. Alcanzó el 31% del voto. Le siguió Lourdes Flores con 24.3% y García Pérez con 24.1%. [Pero el resultado oficial de ONPE –con el fraude que se instrumentó a favor de García- dijo: García 24.3%, Flores 23.8%].

En la segunda vuelta el escenario estuvo polarizado. Ollanta levantó por ello de 31% a 47% es decir 16 puntos porcentuales. Pero García ganó con 53%.

Ollanta perdió porque tuvo serias vacilaciones. Su más grave error fue romper políticamente con Hugo Chávez en media campaña. Carlos Tapia, su vocero, dijo entonces públicamente, y hasta hoy retumba en mis oídos: “¡Chávez! ¡Que se vaya pal carajo!” Nadine llamó a Chávez “deslenguado”, (es decir: “desvergonzado”). ¡Todo ello porque la oligarquía gritó: “¡Intromisión extranjera! ¡Es que –en la campaña- Chávez certeramente había caracterizado a García como “un gran ladrón!” Ollanta no supo conducir firmemente su campo con una línea consecuentemente radical. Por eso perdió.

Hubo además la muy grave infiltración de quien resultó ser un mayordomo político aprista: Carlos Torres Caro, vicepresidente de la fórmula y luego, con otros, notorio tránsfuga. Todo ello mostró claramente el grado de la inexperiencia e incapacidad concreta de Ollanta en esa circunstancia política del 2006.

Hoy Ollanta está mucho mejor. Lo vi esta mañana (martes 10.2.9) en RPP frente a unos periodistas muy maleados. Maduro. Sereno. Informado. Certero. ¡Buena Ollanta!

Referencia
Propia



    Ricardo Letts

    Ricardo Letts

    Opinión

    Político

    Loading...

    Deje un comentario