“Street Power”

En el mundo árabe, Israel, la Unión Europea, los Estados Unidos, Chile y, recientemente en la India, la multitud toma las calles protestando y erosionando la legitimidad y la popularidad de los gobiernos.

| 23 agosto 2011 12:08 AM | Columnistas y Colaboradores | 1.4k Lecturas
1401

Esta protesta y rebelión multitudinaria global es un nuevo fenómeno político que en la lengua franca de la globalización, que es el inglés, podríamos bautizarlo como “street power” (poder callejero)

Hoy, el mundo está inflamado por una gran protesta global contra el desempleo, el costo de la vida, la falta de acceso a una educación de calidad, la corrupción, la delincuencia y, sobre todo, contra una manera de gobernar que no consulta y que excluye a grandes mayorías.

Hay así múltiples razones para protestar y hasta rebelarse. Sin embargo, en todas estas protestas y rebeliones existe un sentimiento común en la gente, sobre todo en la juventud, de que en el mundo actual no hay futuro.

En el caso de la Gran Bretaña el saqueo criminal por los hooligans fue una manera de consumir los bienes que no les permitía adquirir la exclusión social.

El origen de este malestar es sin duda el abismo social creado por más de un cuarto de siglo de globalización neoliberal que ha hecho que el 1% de los más ricos del mundo tenga hoy, nada menos, que el 43% de la riqueza mundial, y que la relación de los ingresos entre los ricos y los pobres, que era en 1970 de 30 a 1, sea ahora de 80 a 1.

Pero sobre todo el surgimiento de este street power se debe a que se vive un desarrollo tecnológico que desproletariza, que ahorra mano de obra, que excluye, pero que paradójicamente, al mismo tiempo, hiperconecta a los excluidos a través de Internet, facebook, twitter y celular, dándoles así los medios para crear redes sociales, organizarse y protestar con eficacia contra los gobiernos.

Exclusión e hiperconexión están haciendo así surgir una poderosa y eficaz protesta contra el establishment político en los más variados países del mundo. Los gobiernos, incluyendo los democráticos, que se habían acostumbrado a gobernar con exclusión social, son hoy sorprendidos por la protesta de ciudadanos indignados e hiperconectados.

El street power está haciendo tomar conciencia a los individuos y a los grupos de que ellos son capaces de arruinar, no sólo autocracias como las árabes, sino inclusive erosionar la popularidad de gobiernos democráticos. Hoy Piñera, Zapatero, Papandreu, Berlusconi, Sarkozy, Cameron, Netanyahu y Singh (India) han perdido popularidad. Lo mismo le pasa Obama como consecuencia de la protesta de la clase media muchas veces liderada por el Tea Party.

Se puede decir que ahora ningún gobierno del mundo esta vacunado contra el street power. En China, el temor del Partido Comunista es tan grande que ha tratado de controlar Internet pero las críticas contra la falta de democracia prosiguen a través de varios blogs que usan frases codificadas.

La famosa frase de Mrs Thatcher: “la sociedad no existe” ha probado ser falsa. Todo el mundo quiere hoy inclusión social.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: | |


...