“Soy yo, abogada”

San Borja Norte huele a muchos carteles de candidatos con cara de equis, desconocidos que no valen más que la madera donde se sostienen.

Por Diario La Primera | 11 ago 2010 |    
Ella me mira y me pregunta si soy el periodista querellado, yo le contestó que sí, y me avienta el bombón que escribo de manera diferente. “¿De dónde sacas todo eso?”, dice, con la mirada del águila. “De mi imaginación, sólo me loqueo y listo”, le contesto. El estudio de abogados es como una cámara fría llena de objetos lejanos, todo daba vuelta en satélites de cordura. Nunca antes había estado en uno, y esta vez me poso frente a la doctora que verá mi caso penal. Conversamos. No diré qué cosa por orden e higiene procesal, sólo que me sentí seguro, la bombardeé de preguntas y miré mi columna desde fuera de su contexto, es rarísimo, era el turista de tanto verbo rayado chichalandista. Terminamos. La movilidad ya me había dejado, salgo a tomar aire; me echo en una banca de piedra en ese parque bonito, me aburro y pido que me recojan, así, mismo divo de la prensa nacional tiroteado por el poder más abusivo e intolerante, saco mi plumón, me divierto con un pedazo de cemento y dibujo un gato PoP con su sk8 fijándome que el serenazgo no estropee mi momento street art, pe. Tomo foto. Llego al diario, escribo, leo, escribo, leo, escribo, leo, y me río de todo como siempre, sin tapices, buenas vibras, brodas, wazap! Después me entero que la muerte agarró a Armando Robles Godoy; es una anestesia para darnos cuenta de las cosas más importantes, o como escribió mi bro Gzz Nox sobre este hecho en el Facebook: “Que se inmaterialice, que vuele hasta las nubes y que caiga en una lluvia de verdad que limpie a esta ciudad de tanta mierda...” (Parafraseando a la pela Taxi Driver), yia, ahora a ponerse bonitos, échense colonia, peinado al costado, porque mañana les cuento sobre la denuncia del ministro de Defensa, Rafael Rey, a este Malapalabrero.

    Luis Torres Montero

    Luis Torres Montero

    Malas palabras

    www.malaspalabras.pe