Sorpresivo giro: Humala ratifica a Lynch y apuesta por UNASUR

En un sorpresivo giro, el Presidente Ollanta Humala rechazó la renuncia que el Embajador en la Argentina Nicolás Lynch había presentado días antes.

| 06 noviembre 2012 12:11 AM | Columnistas y Colaboradores | 1.7k Lecturas
1746

Como se sabe, Lynch recibió en enero pasado a dirigentes del Movadef y dio trámite a una carta de estos al gobierno peruano. Conocido este hecho en el Perú, los dirigentes políticos y medios de comunicación de la derecha desataron una fuertísima campaña contra Lynch, acusándolo de ser desde “blando” hasta “cómplice” con el senderismo que Movadef representa, dada su filiación izquierdista. Y se daba por descontado que el Canciller Roncagliolo y el Presidente Humala aceptarían la renuncia.

Explicando su sorpresivo giro, el Presidente Humala dijo que “es verdad que fue un error recibirlos. Yo les hubiese tirado la puerta en la cara por terroristas asesinos. Pero ese no es el tema de fondo.”

Explayándose, Humala señaló que “el tema de fondo es la estrategia de integración regional de nuestro país en tiempos de crisis global. Hasta ahora la derecha me ha presionado para privilegiar la Alianza del Pacífico con Chile, Colombia y México, los países conservadores de la región. Demás está decir que la presión de la diplomacia norteamericana en esa dirección es también muy fuerte. Pero la verdad es que mientras nuestras relaciones comerciales con China y Europa se basan en la exportación de materias primas sin valor agregado, nuestras relaciones con Estados Unidos y especialmente con América Latina, se basan en exportaciones de manufacturas con valor agregado”.

Y añadió que “en las actuales circunstancias de recesión en EEUU y Europa y de menor crecimiento de China, lo que menos conviene estratégicamente al Perú es seguir apostando por exportar materia prima sin valor agregado a economías en crisis. Esa fue la estrategia de Fujimori, Toledo y García, pero ya se agotó. Lo que nos conviene es apostar más fuerte por la Comunidad Andina de Naciones y la UNASUR, a donde podemos exportar manufacturas con valor agregado, generando más empleos e ingresos en el Perú. Lynch entiende y representa esa estrategia y por eso hemos decidido no aceptar su renuncia y más bien ratificarlo en el cargo”.

El Canciller Roncagliolo agregó que “lo que está en juego es una estrategia más amplia de construcción de un mundo multipolar, y no el mundo unipolar que Estados Unidos pretende construir bajo su hegemonía”. Añadió que, “desde la UNASUR podemos hacer fuerza para fortalecer y al mismo tiempo democratizar el Sistema de Naciones Unidas, en especial el Consejo de Seguridad. Y también hacer que todos los países del mundo, incluyendo los EEUU, se hagan parte de la Corte Penal Internacional”.

Se espera una dura protesta de la derecha y hasta hay rumores de renuncia de, al menos, los ministros Castilla y Silva. Seguiremos informando.

Y me desperté pensando que tener una política exterior regional y global propia, independiente de las embajadas y los poderes fácticos, es parte de la tarea pendiente de la izquierda en el Perú.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo:


...

Carlos Monge Salgado

Globalización con Equidad