Soñando despierto

Convertir a Lima en una ciudad más habitable, promover entre sus pobladores un mayor sentido de pertenencia, para mejorar su convivencia e interacción, incorporando paulatinamente el concepto de la movilidad segura en el transporte cotidiano y combatir sin tregua la delincuencia.

Por Diario La Primera | 05 set 2012 |    

Trabajar intensamente en el ordenamiento territorial, recuperando los espacios públicos. Internalizar en lo más profundo del limeño y convertirlo en emblemático al sistema de transporte colectivo masivo, el Metropolitano, pero del 1 al 10, como estaba planificado, una vasta red de ciclo rutas y ciclo vías, parques y avenidas temáticas en Prevención en Seguridad Vial para que esta nueva conducta se traduzca en una nueva cultura en la vía pública y se coloque en VALOR para el ciudadano limeño, de arriba a abajo de rey a paje, así mismo, promover más zonas peatonales y un menor uso del automóvil privado. Es muy importante iniciar un proceso de concientización al ciudadano, para incorporar poco a poco valores perdidos y otros nuevos como la prelación del interés general sobre el particular, con objetivos claros y sencillos, como el de acostumbrarnos a cuidar y defender el espacio público, pues está demostrado que ganar espacio público para la ciudad tiene un importante efecto redistributivo. Es tan sencillo como entender que los aportes públicos tienen un impacto importante sobre la calidad de vida de la comunidad. Como ven lectores, menos cemento y concreto y más trabajo con la comunidad, con la persona, con la implementación de sistemas de movilidad correctos que beneficien a los MÁS que poco a poco se le devuelva al limeño calidad de vida y dignidad para que empiece a amar su ciudad y la cuide como un bien propio. Solo autoridades con especial sensibilidad social podrán realizar esta transformación, el que llegó a la cosa pública para beneficiarse económicamente está en el lugar equivocado, si es que por cierto se pretende alcanzar este ideal que hoy puede ser un sueño, pero un sueño que lo veo despierto y así quisiera que sea mi ciudad.

Hasta mañana.


    Federico Battifora