Solo una cuota

Pocas veces vi a una selección peruana tan superior a su rival. Y mucho menos jugarle de esa manera a Paraguay. La actuación de los hombres en ofensiva demuestra que Markarián tiene argumentos para hacer pensar en una clasificación. Pero pensemos que un partido ganado no significa nada cuando debemos jugar aún 15 cotejos.

| 09 octubre 2011 12:10 AM | Columnistas y Colaboradores | 884 Lecturas
884

La primera impresión es que Pizarro y Farfán querían jugar. Porque, muchas veces, estos dos elementos simplemente no quieren hacerlo. Y cuando eso sucede, Perú pierde fuerza ofensiva.

En esta misma columna y en mi comentario a través de RadioProgramas dije claramente que este Paraguay no asustaba y que debíamos ganar. Soy consciente que los visitantes vinieron disminuidos por varios jugadores que estaban lesionados. Y que tiene elementos de buen nivel.

Pero en el análisis Perú tenía que inclinar la balanza a su favor como finalmente ocurrió. Siempre soy un crítico de la selección y sus jugadores, pero no se trata dar la contra porque sí. No soy ni de quitar o regalar algo a alguien.

Si bien en mi presupuesto estaba una victoria de Perú, ante Chile lo normal sería una derrota. Pero los mapochos vienen de una crisis interna. Muy similar a la que originó el rompimiento de algunos seleccionados con José del Solar por el tema del hotel Los Inkas.

Eso es un punto que podría aprovechar Perú. Claro, siempre y cuando Farfán y Pizarro “quieran jugar”. Porque si el partido no es su prioridad, como sucedió casi siempre, la historia puede ser diferente.

Farfán y Pizarro aún tienen muchas deudas con la afición peruana y contra Paraguay pagaron apenas una cuota.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Ivlev Moscoso

Opinión

imoscoso@diariolaprimeraperu.com