Solo falta

Que al PAPA le rueguen que defienda sus mezquinas conductas y abusos que mantuvieron por años y que no fueron capaces de realizar lo cambios que se necesitaba en el negocio de transportar personas por la ciudad y que hoy presienten en lo más profundo de su ser que se les acabó.

Por Diario La Primera | 24 setiembre 2012 |  620 
620  
El delirio y el miedo se apodera de estos CAPORALES y los llevan a exigir públicamente indignas y absurdas solicitudes, como un pronunciamiento de Humala, de los congresistas (aunque algunos ya empezaron, obviamente por intereses subalternos), de la Defensoría del Pueblo, del Ministerio Publico, de la Contraloría, dicen y repiten a la saciedad, a través de sus esbirros que es por el abuso, atropello y desconocimiento de los Derechos Constitucionales de los Comerciantes y Trabajadores del Mercado Mayorista de la Parada. Vaya confusión en la tetera que tienen, si bien es cierto, el tema de La Parada es muy parecido a lo que sucede con los caporales del transporte urbano, INFORMALIDAD sin límites, EXPLOTACION BRUTAL del entorno laboral, condiciones laborales precarias y excesiva inseguridad en el servicio a los usuarios, como siempre sostengo, en ambos casos sus mantenedores. Dicen que VILLARÁN sistemáticamente persigue, chantajea e intimida a transportistas, comerciantes y trabajadores del Mercado Mayorista, violentando la Constitución, al prohibir el libre tránsito de los transportistas, atentando contra el libre trabajo y traslado de mercancías en Lima, no se cansan de lanzar libelos como los antes descritos. Expresan que el Gremio al cual DICEN representar, rechazan y repudian la dictadura que ha desatado Villarán en contra de sus AHORA hermanos comerciantes y trabajadores del Mercado Mayorista de La Parada. Vamos por partes; La tiranía a la que hacen mención, más bien es una extensión de lo que hasta la fecha realizan ellos, los caporales del transporte urbano con todos los que dependen de ellos para su subsistencia diaria a través de la prestación de este servicio. Nada más cobarde e infame escudarse de cuanta autoridad esté por delante, para ARRASTRARSE pidiendo y mintiendo, sin importar lo que decían meses atrás. Lectores, me llena de indignación que esto esté sucediendo, lo que tengo claro es que se necesitan decisiones firmes y cambios de ciento ochenta grados en muchas actividades de nuestra patria. Hasta mañana.
Referencia
Propia

    Federico Battifora
    Loading...

    Deje un comentario