Solidaridad con Susana Villarán

Mientras la ciudadanía se encuentra a la espera del inicio del nuevo gobierno, los escándalos de corrupción que relacionan a Alan García, no dejan de ser denunciados por los pocos medios independientes que quedan.

Por Diario La Primera | 08 jul 2011 |    
Entre ellos destacan, los acuerdos que el Presidente tendría con las mafias de construcción civil para copar las instituciones del sector (como Conafovicer y Sencico) con delincuentes y administrar el dinero de los obreros, además de someterlos con la eliminación de la negociación colectiva por rama para reducir salarios, quitarles derechos y quebrar su organización.

Estos deplorables hechos que perjudican a la sociedad, principalmente a los más pobres, demuestran el grado de podredumbre que impera en el segundo gobierno del APRA, tal como ocurrió en el régimen del recluso Alberto Fujimori y en el gobierno edil de Castañeda Lossio, relacionado con irregularidades como el caso Comunicore, el Seguro Social (IPSS) y la administración de la Caja del Pescador.

La CGTP y la Federación de Trabajadores en Construcción Civil (FTCCP) han enfrentado a estos gobiernos y denunciado su relación con la corrupción y la violencia. Los delincuentes y mafias que actúan impunemente en el sector, junto a los tres personajes políticos mencionados en el párrafo anterior, pretenden empoderarse en el nuevo escenario político, desprestigiando no solo a la dirigencia sindical sino a las autoridades elegidas por sus propuestas de cambio para evitar la consolidación de una sociedad con justicia social, trabajo con derechos, salarios y pensiones dignas.

Para lograrlo cuentan con el respaldo de los grupos de poder económico y su maquinaria política-mediática, siendo la campaña de demolición contra Susana Villarán el ensayo para la brutal arremetida que harán contra Ollanta Humala, con el fin de impedir que las grandes mayorías logren atención a sus demandas y que el crecimiento económico se convierta en bienestar para todo el país y no para unos cuantos, como sucede ahora.

La supuesta revocatoria que el sector político representado por Castañeda pretendería impulsar contra Villarán es el inicio de ese plan que los derrotados en las elecciones, quieren desarrollar para desestabilizar al gobierno edil y luego seguir con Humala. Para ello, también usan la mentira frente a la población como la supuesta eficiencia del exalcalde, quien en un año solo pudo efectuar tres obras, mientras Villarán a solo seis meses ha realizado cuatro obras e iniciado otras más, como lo informó un diario y portal web.

Los trabajadores y trabajadoras no podemos ser indiferentes frente a las acciones que vienen emprendiendo los corruptos, que de lograr sus objetivos afectarán nuestros intereses y derechos. Por este motivo, el miércoles 13 de julio, la FTCCP con el apoyo de la CGTP efectuará una movilización al Congreso que se iniciará a la 1:30 p.m. en la Plaza Dos de Mayo para denunciar al Presidente García por promover la violencia en obras, por la solución del Pliego Nacional de Reclamos, contra la corrupción y en solidaridad con la alcaldesa de Lima, Susana Villarán.


    Mario Huamán Rivera

    Mario Huamán Rivera

    Opinión

    Columnista