Sin rumbo

El Tránsito y Transporte Terrestre, por lo menos en los últimos 19 años, se ha conducido y se conduce en forma equivocada y fundamenta racionalmente nuestra caótica realidad:

| 22 octubre 2009 12:10 AM | Columnistas y Colaboradores | 546 Lecturas
546

Permanencia del camión-bus, Ticos de taxis, Moto-taxis en las carreteras y avenidas, combis y microbuses en su gran mayoría contaminantes y piloteados por choferes que en un número importante no están profesionalmente aptos, gran cantidad de vehículos con timón cambiado, fábricas de carrocerías clandestinas, placas clonadas, licencias de conducir falsas, choferes conduciendo sin licencia, revisiones técnicas de broma, escasa o nula educación vial en la población, autoridades sin formación profesional para regir los destinos del tránsito y transporte terrestre, alcalde que invade jurisdicción ajena, jueces que ofrecen recursos de amparo al mejor postor, pasajeros que están dispuestos a jugarse la vida por un sol menos, contrabando de combustible, choferes del transporte pesado conduciendo sin prestaciones sociales y sin descansos programados y adecuados. Una sobreoferta que está llegando a límites insostenibles. La Policía de tránsito convertida en una suerte de notarios “pide papeles” sin hacer labor de prevención y enseñanza al ciudadano.

Sin una organización gremial sólida y unida, con una propiedad atomizada, con intereses disímiles entre sus actores y operadores y sin recursos económicos suficientes. Y lo peor que nos pudo pasar como colectividad, la creciente severidad de los accidentes de tránsito que nos ha colocado en una posición estelar en el concierto mundial, llegando al nivel de insostenible como colectividad ya que se supone nos preciamos de valorar la vida como el fin supremo.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...

Federico Battifora

Rompemuelle