Sin fiscalización

Es realmente sorprendente hasta dónde puede influir negativamente en una colectividad cuando no existe una correcta FISCALIZCIÓN del tránsito y transporte en la ciudad.

| 23 junio 2012 12:06 AM | Columnistas y Colaboradores | 675 Lecturas
675

Sucede lo que viene ocurriendo por décadas en nuestra comunidad y su movilidad masiva, en primera instancia con los operadores del servicio urbano de pasajeros que infringen sistemáticamente casi el 90% del reglamento de tránsito y otro 90% el de transporte, siendo benévolo y unido esto a la impunidad con que lo realizan, predispone y alienta la corrupción conocida por todos con la policía de tránsito que supuestamente es el ente responsable, justamente de fiscalizar correctamente esta actividad. La FISCALIZACIÓN corresponde a la tercera pata de aquella simbólica mesa de cuatro patas que representaría la PREVENCIÓN EN SEGURIDAD VIAL, antes descrita por este servidor en columnas pasadas y la cuarta pata, si recuerdan, es la SANCIÓN ejemplar al incorregible, para redondear con broche de oro y poder ASPIRAR alcanzar algún día el estado de SEGURIDAD VIAL. La fiscalización es entonces pieza importante y dirimente de la PREVENCIÓN EN SEGURIDAD VIAL, sin esta herramienta bien utilizada y hoy en día, en pleno siglo XXI, contamos con tecnología sorprendente que reemplaza en condiciones de absoluta idoneidad y decencia, en muchos aspectos a la labor del ser humano. Diríamos más bien que son herramientas que colaboran estrechamente con la obligación de realizar una supervisión y control de la movilidad ciudadana de forma honesta y sobre todo justa. Cada día que pasa, me llama poderosamente la atención que siga demorada la implementación de sistemas sumamente exitosos en la reducción de los accidentes viales, como en muchas ciudades del mundo y en nuestra patria, en esa suerte de rinconcito extraño que representa en este tema, el CALLAO. No conozco la razón específica, pero ya empieza a oler muy FEO y espero sinceramente que sea por incompetencia de la GTU y no por corrupción de la GTU con el personajillo de marras que falta ya muy poco para que sepa la ciudadanía de quién se trata. Hasta mañana.

Loading...



...

Federico Battifora

Rompemuelle

Deje un comentario