Sí hay almuerzo gratis

Redundante, Sebastián Piñera se hace el tonto. El otro día, como un loro que hubiese escuchado a un loro, declamó una de las sentencias más frecuentes de la necedad: “¡No hay almuerzo gratis!”.

| 07 setiembre 2011 12:09 AM | Columnistas y Colaboradores | 2.2k Lecturas
2220

Señor Piñera: sí hay almuerzos gratis; peor aún: almuerzan gratuitamente quienes deberían trabajar para comer.

Sus hijos almuerzan gratuitamente pues acaparan tanto dinero que no necesitan trabajar; y no deben laborar porque su papi tiene 2,400 millones de dólares. Para quien posee tal fortuna, todo es gratis y no existe la inflación. Con aquella cantidad, el único trabajo que puede tenerse es imaginar en qué gastar tanta plata.

Doña Isabel, del Reino Unido, y su corte de parásitos almuerzan gratis. Toda la parentela de Bill Gates almuerza gratis. Los generales almuerzan gratis después de haberse almorzado las comisiones –o comicoimas– que reciben cuando adquieren armas para “defender” a sus países. La lista es larga.

No solo hay gente que almuerza gratis, sino que no es la gente que debe almorzar gratis. ¿Quiénes deben almorzar gratis? Cinco categorías de personas: los niños, las mujeres embarazadas, los enfermos incapacitados, los ancianos y los estudiantes.

1. Los niños deben almorzar gratis, y esto es obvio, excepto para muchos niños que no saben que deben almorzar gratis y quienes también ignoran que tienen derecho de almorzar.

2. Deben almorzar gratis las mujeres embarazadas y las que crían niños, y quienes lo hacen en ausencia de ellas.

3. Gratis les toca el almuerzo a quienes no pueden trabajar para ganar un sueldo pues se lo impide una enfermedad incapacitante.

4. Les toca almorzar gratuitamente a los mayores de 60 años que hayan trabajado para vivir (no les toca a los viejos pitucos, pijos ni cuicos).

5. Sin costo deben almorzar los estudiantes (“me gustan los estudiantes”, etc.) porque se alistan para trabajar, y tampoco deben trabajar después como esclavos de los bancos para pagar sus estudios.

Así pues, sí hay almuerzos gratis, y hay quienes almuerzan gratis cuando deben trabajar, y hay quienes no deben trabajar y trabajan (cuando encuentran trabajo) para almorzar.

Señor Piñera: el mundo es más complicado que Disneylandia. Ahora vaya a almorzar.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | |


...
1.00493693352