Servicio policial voluntario

Solo una política de oposición ciega puede explicar los ataques que desde varios flancos ha recibido el Programa Servicio Voluntario de Apoyo a la Policía Nacional del Perú ideado y formulado por el gobierno, para reforzar la seguridad pública, en el marco de una necesaria política integral de seguridad ciudadana, tan reclamada por la ciudadanía, que sufre los embates de la delincuencia, el pandillaje y otras modalidades de criminalidad.

| 13 marzo 2012 12:03 AM | Columnistas y Colaboradores | 1.2k Lecturas
1241

Ha tenido el ministro del Interior que salir al frente a esos ataques, para asegurar que el decreto supremo referido al tema plantea solamente un programa piloto para mil jóvenes de 18 a 21 años en todo el país, mientras el proyecto de ley presentado por el gobierno sigue su trámite de aprobación en el Congreso, de donde no ha sido de ninguna manera retirado ante las presiones derechistas que pretenden echarlo abajo.

El programa piloto prevé entre otras cosas medir la vocación policial de los jóvenes participantes, de manera tal que puedan tener la opción de ingresar a la escuela de oficiales, si tienen esa vocación y las aptitudes necesarias para estudiar esa importante carrera.

También ha desbaratado la grita desatada por sectores minoritarios y herederos de una dictadura que pervirtió no solo a la Policía Nacional sino también a las Fuerzas Armadas de la Nación, convirtiéndolas en instrumento y en no pocos casos partícipes de la corrupción y las violaciones de los derechos humanos que fueron signo característico de la larga noche de los noventa.

Esos elementos han tratado de hacer creer que jóvenes impreparados desempeñarán voluntariamente tareas que requieren indudablemente de una adecuada capacitación, lo cual es absolutamente falso.

El ministro citado ha precisado al respecto que el programa piloto y el proyecto de ley precisan sin margen de duda que los jóvenes voluntarios desempeñarán labores auxiliares y de apoyo, como la recepción de denuncias, y de ninguna manera van a hacer investigaciones ni expedientes técnicos, pues para eso está la policía profesional, preparada especialmente para ello.

La ciudadanía, que reclama desde hace tiempo medidas para la seguridad ciudadana, de ninguna manera ha sido confundida por la campaña citada y espera que el gobierno ponga en marcha el programa piloto y que, en el Congreso, aquellas fuerzas políticas que no fueron capaces cuando estuvieron en el gobierno, de enfrentar el problema de la inseguridad ciudadana, dejen de obstaculizar las iniciativas que en este terreno presente la administración actual, como la del voluntariado policial.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...