Será espléndido ganarle a Chile

Es una fiesta para mí cada vez que los pesimistas no aciertan. Hablo de los pesimistas en serio, no de los que hablan con los pies en la tierra. Los pesimistas son esos tipos de hígados grandes para quienes nada está bien, esos que creen que si pasa algo bueno es simplemente por suerte. Hay pesimistas en todos lados y malogran el ambiente con sus gemidos insatisfechos de siempre.

| 10 octubre 2011 12:10 AM | Columnistas y Colaboradores | 1k Lecturas
1062

Los pesimistas decían que el Perú iba a ser derrotado por Paraguay, aseguraban que la selección es un parche de frustrados sin méritos para lograr triunfos de ningún tipo. Ahora estos pesimistas indican que Chile nos ganará mañana pese a que viene de una gran derrota ante Argentina y tiene problemas de disciplina en su plantel.

Para los pesimistas no hay una posibilidad de victoria en ninguna circunstancia. Ellos han nacido para anunciar derrotas y fracasos; y cuando esto sucede exclaman: “Ya ven, yo lo dije”. Cuando no aciertan están callados en una esquina un rato y luego sueltan augurios de derrotas del futuro. Me encanta cuando no aciertan.

A mí me agradan los optimistas. Hablo de los optimistas en serio, no de los que auguran triunfos sin ningún fundamento. Me agradan los que dicen: “Optimismo y lucha” y avanzan con la frente en alto, la mano en el trabajo y con la ilusión de ganar siempre.

Si los optimistas pierden, no se encierran en la depresión. Siguen en la lucha y se alegran con los logros más simples en busca de las grandes victorias. Los pesimistas sufren hasta cuando ganan. Los optimistas, en cambio, ganan hasta cuando pierden. Aprenden lecciones de las derrotas y van en busca de la gloria aunque no hay gloria la vista.

Sergio Markarián, pese a que no me gustan algunas cosas de él, es ejemplo de optimista. Es optimista de los buenos, porque contagia al grupo su forma de sentir el juego, la competencia, el fútbol y la vida.

Gracias a él y los fantásticos será espléndido ganarle a Chile en su cancha, y vengarnos así de esa derrota en la Copa América y tantas otras. Estamos en nuestra mejor hora, después de tanto tiempo. Vamos, Perú, vamos, que todos estamos en las tribunas con la ilusión encendida.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

El Escorpión

El Escorpión

elescorpion@diariolaprimeraperu.com