“Semillas de la maldad”

La fina que me vengo de una batalla lírica donde el oponente quedó como seco de búho salpicado con pisco y de arranque nomás me agarro con otra carne porque tenedor malapalabrero pica, pica, y repica, ey, bro, escribo una novela llamada “Semillas de la maldad”, donde el padre de familia es un ex congresista recontra castigador de sus dos hijas adoptivas, lesbianas y enamoradas entre sí: juntas se iban de parranda y regresaban a casa para hacer de las suyas y al padre lo dejaban con una sandía en la espalda, cada rato, para que crea que es un popis y así verse las niñas con fuga del chacal.

Por Diario La Primera | 28 ago 2009 |    

La cosa es que un día el tío las agarró en fragancia (in fraganti, pe, ta ke quieren que les explique también, chapen larus), pero las perdonó -les puso una caja boba y marcó el número dos en sus frentes y viene un chainis y dice “Líbido es el mejor grupo del Perú” y borré esa parte por paltoso-. Volvamos a la historia: Las chicas se separaron por la presión familiar, que vale un país entero, bro, prometiéndose algún día volver pasada la tormenta pero sorrytos con eskiusmi, entró una morenaje fortus y mandó a bañarse a la más importante, a la mayor. La cosa es que fotos comprometedoras llegaron al padre, para traicionar a la hermana, en despecho, y complicar más el caso, y play the funky music, white boy, mira cómo babean los small colegas de espectáculos con el caso, que no tiene nada que ver la opción sexual, que el asesino cuando ejecuta a su víctima, no anda contando cuántos testosteronas tiene de calibre el arma, maderfakas, crucifico mi televisor. PD.- En el aguante, aún no termino mi novela: hay otro personaje que vio al tío terciando un yaguar y lo denunció a un oficinista –en esa época no habían blogs, por siaca, cualquier parecido con la realidad puede llevarte a una demanda de un millón de dólares, take it easy, broster, te has planchado la carabina además gato pop tiene abogado de lujo tipo Jorge Avendaño yeah-. Play that funky music, qué forma de columpiar a la gente para que aniden en el barrio de tragicomedia y mejor leer mi novela ¿no les parece?

    Luis Torres Montero

    Luis Torres Montero

    Malas palabras

    www.malaspalabras.pe