Se pone la camiseta

Veo una escena inusual, extraña. Un niño de doce años de edad compra con entusiasmo una camiseta de la selección de fútbol en el mercadito del barrio. El motivo: quiere ver el partido Perú-Chile de mañana a las ocho de la noche con la camiseta puesta. Es un niño de buenas intenciones que quiere a su Patria y hace lo que está a su alcance para ayudar. Eso dice. Sabe que un triunfo es bueno aunque el partido de mañana sea amistoso.

| 10 abril 2012 12:04 AM | Columnistas y Colaboradores | 726 Lecturas
726

Me acerco con la intención de aguarle la fiesta.

—¿No es mejor pagar por un plato de cebiche que por esa camiseta? —pregunto.

El niño piensa un poco. Se siente incómodo por la pregunta, pero luego reacciona.

—Si usted prefiere un cebiche a ayudar a su país, está bien.

—¿Y cómo piensas ayudar a tu país comprando una camiseta tan maltratada?

—Está nueva, ¿acaso no la ve? —al niño le sale una respuesta inteligente y me deja tirando cintura.

—Imagino que tu padre es un fanático del fútbol, tanto que te ha contagiado sus gustos. Sigues sus pasos y seguramente él también se está comprando una camiseta ahora.

El niño escucha con tranquilidad mientras yo hablo y hablo y se prueba la camiseta. Le queda muy bien. Paga como veinte soles con puras monedas de a sol y uno imagina que ese dinero es el resultado de propinas diarias que no ha gastado en el colegio. Yo sigo hablando y hablando y el niño de pronto dice con sosiego:

—A mi padre no le gusta el fútbol y por la forma de hablar de usted hasta podría decir que se parece mucho a usted. Mi padre ve los partidos de la selección, furioso, maldiciendo siempre y siempre dice que no volverá a ver un partido y siempre vuelve a ver todos los partidos. Maldice siempre.

—¿Y tú, cómo ves los partidos?

—Con alegría, con optimismo, porque se trata de un juego y los juegos son para que uno se divierta.

—¿No dices que lo tuyo es ayudar al país?

—Bueno. Es una ayuda moral. De lejos. No lo entenderías. Bueno, debo irme. Fue un gusto conversar con usted. Un consejo. Tome las cosas con tranquilidad. Hay otras cosas más importantes que estar poniendo la cara seria por el fútbol.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

El Escorpión

El Escorpión

elescorpion@diariolaprimeraperu.com