Se agota la paciencia

El país está indignado por la incapacidad de hacer consensos de nuestro gobierno. El diálogo y la consulta son las mejores armas para resolver los conflictos sociales, las más eficientes y las menos onerosas. Cuando los autoritarios sacan las armas para defender la democracia comienzan a desfilar los muertos y las heridas que no cierran.

| 25 junio 2009 12:06 AM | Columnistas y Colaboradores |  1.2k 
1238  

Una turba incendió la Aduana en Sicuani y con enfrentamientos violentos cerraron la carretera Cusco-Puno. Después, campesinos y militantes del SUTEP tomaron la Plaza de Armas del Cusco amenazando sabotear el Inti Raymi, porque no son escuchados.

Nativos de Bagua exigen igual indemnización para sus familiares muertos, que para los policías asesinados y no dejan de tener razón. En Andahuaylas, las movilizaciones, la toma de carreteras y la toma del Aeropuerto de Huancabamba agitaron la región Apurímac que se encuentra casi paralizada, y el martes 23 dialogaron con Yehude Simon para suspender sus medidas de fuerza.

La oposición se alista para censurar al gabinete Simon en la interpelación que le harán en estos días, junto a la ministra Cabanillas. El pronóstico es reservado. Ejército levantó toque de queda en Bagua y Utcubamba porque ya hay calma, aunque se mantiene el Estado de Emergencia.

El lunes 22 tres mil trabajadores de Doe Run bloquearon la Carretera Central por el antiguo incumplimiento de esa empresa que no paga sus deudas y deteriora como pocas el medio ambiente. Cocaleros del Alto Huallaga amenazan con bloquear vías el lunes 29 de junio. La CGTP protestará desde el 8 de julio en apoyo a las demandas de los pueblos indígenas, comunidades indígenas y gremios en conflicto.

Más de 200 conflictos sociales están activos, lo que explica por qué Alan García cayó 9 puntos en la aprobación de su gestión, según IPSOS Apoyo, tenemos indignadas las zonas más pobres del país y por si fuera poco, Keiko encabeza encuestas, quieren censurar al Premier y el fujimorismo sesiona impunemente en la celda del capo.

La cultura de la desconfianza ha sido sembrada y regada desde el Estado, la incapacidad de escuchar y buscar consenso ha sido su mejor fertilizante y la tentación autoritaria su cómplice preferido. El país está indignado.

Loading...



...
Carlos Urrutia

Carlos Urrutia

Opinión

Columnista