San Valentín y la prueba del amor

San Valentín, el denominado “patrono de los enamorados” se hizo célebre por consagrar un matrimonio en tiempos en que el amor estaba prohibido.

Por Diario La Primera | 12 feb 2009 |    

El mundo recuerda a San Valentín desde el siglo III pero la fiesta tal como se le conoce hoy en día se originó hace 200 años. Sin duda, el amor es un buen motivo para celebrar y bienvenido sea. Lo lamentable es que muchos “en nombre del amor”, suelen pedir la denominada “Prueba de Amor”, frase muy utilizada por algunas personas para exigir a su pareja hacer algo de lo que no se encuentra muy segura, ni preparada en la mayoría de los casos.

Cuando se ama de verdad a una persona no se debe presionar malsanamente a que haga algo sólo para complacernos. La prueba de amor es en realidad un mecanismo dañino, ególatra y mezquino de quién lo utiliza.

Si la persona que exige esto ama de verdad a su pareja, entonces será capaz de darle el tiempo necesario para sentirse cómoda y segura de lo que le solicita, sin presiones ni chantajes emocionales. No olvidemos que sólo y únicamente nosotros somos quiénes podemos decidir sobre nuestro cuerpo y cuándo iniciar nuestra vida sexual. Nuestra experiencia en APROPO nos muestra que son muchos los embarazos no planificados que se dan en el Día del Amor, muchos como consecuencia de “la prueba del amor”. Analicemos la situación, conversemos con nuestra pareja, padres conversen con sus hijos.

    Carola La Rosa de Luque

    Carola La Rosa de Luque

    Apropo...sito de sexo

    Columnista