¿Salidas al problema cambiario?

Si bien esta semana se suspendió el proceso de apreciación cambiaria, el problema sigue vigente. Algunos chamanes locales hablaron de S/. 2.25 por dólar americano a fin de año y PPK de S/. 2.30 para fin del verano. Hay también algunos analistas desenfocados que comentaron que el problema se circunscribía a los exportadores. Nada más equivocado, ya que esta afectaría a toda la producción local que tiene o puede tener competencia del exterior. El único abúlico en el tema sigue siendo el BCRP.

| 25 enero 2013 12:01 AM | Columnistas y Colaboradores | 937 Lecturas
937

Para resolver cualquier problema, primero hay que reconocerlo. Esa es la primera tarea del BCRP. Luego tendrían que definir las medicinas y su dosificación, partiendo de un escenario base. Asimismo, establecer un protocolo frente a la eventualidad de que estas no funcionen. Al respecto, el origen de la apreciación es múltiple, que refleja una oferta de divisas claramente superior a la demanda, razón por la cual se podría trabajar en ambos frentes. De lado de la oferta, destaca tanto la abundancia de divisas de los exportadores mineros y de hidrocarburos (70% del total) y el resto bajo condiciones de productividad notoriamente diferenciadas, como la entrada de capitales de corto plazo. En otro momento se ha comentado que los capitales de largo plazo no son problema alguno, ya que con la remisión de utilidades el saldo es negativo o neutro.

Es discutible si hay que preanunciar el nivel de tipo de cambio meta, pero lo que es clave es la disposición de mantenerlo y adquirir, como en Chile, todos los dólares que sean necesarios. La mayor emisión de moneda nacional se absorbería con su esterilización a través de emitir certificados de depósitos del BCRP. Asimismo, hay que sustituir los encajes a la moneda extranjera por un esquema de retención directa, sin rendimiento alguno, de una fracción de los capitales de corto plazo que pretendan ingresar al país. La otra vía es el impuesto a la entrada de capitales de corto plazo (desde el MEF). Ambas rutas se han ensayado regionalmente en Brasil, Chile y Colombia. En la misma línea, el día de ayer, se autorizó que los países de la Unión Europea, si lo desean, diseñen e implementen el Tobin tax (impuesto a las transacciones financieras internacionales).

Estas medidas deben acompañarse de acciones para aumentar la productividad del sector exportador no tradicional. Si estas propuestas son insuficientes, se puede acudir a un impuesto entre el 10 y 20% del valor de las exportaciones de los sectores más productivos, con el propósito de hacer frente a esta externalidad negativa. China tiene experiencia en el tema. Las mayores divisas en manos del gobierno y los excedentes en el BCRP podrían directa o indirectamente canalizarse a la inversión productiva (importación de bienes de capital) a través de fondos ad hoc. Ampliar el monto de inversión de las AFPs en el exterior o prepagar deuda pública externa, tampoco son salidas y con la primera se exporta el ahorro interno. El problema cambiario puede revertirse en una oportunidad para crecer más, aunque hay que quitarse las anteojeras.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...

Germán Alarco Tosoni

Opinión

Profesor Universidad del Pacífico