¿Sabes quién es el próximo en morir?

La muerte de Marco Antonio, el esmirriado estilista que salió adelante a punta de trabajo, trae consigo un problema del que nadie trata: La corrupción de los boys pintones, sin chamba y buenos para nada.

Por Diario La Primera | 16 jul 2009 |    

Le consulto al vidente y prestidigitador “El Canalla”, el sith adivinous que echa un ‘bistec’ al futuro a través de su calavera Ponki Bruster. Me dice, saboreando su rico plato de seco: “Malapalafaiter, el próximo ‘frío’ está entre un peluquero ‘rubio’ y un periodista muy ‘íntimo’, los dos conocidos en la televisión. Fíjate, antes fue asesinado Roberto Izquierdo, el estilista puertorriqueño conocido de Marco Antonio, con las mismas prácticas homicidas. A todos los ata la fama, el ambiente gay, la billetera gorda y la vida loca con chibolos; la clásica: les pagan de todo, les acostumbran y, cuando se aburren de ellos, se buscan uno más joven y al otro lo dejan tirando cirunta, sin la vida cómoda de cajero automático y tarjetas doradas. Ahí empieza el problema, Malapalabrero. Roban. Se vengan. Esos presentadores de televisión que no pasen piola, nomás”. Yo me quedé más tieso que bóxer de fin de semana; le respondo: “Oe, no seas maloy, pe, cómo ‘matas’ así por así”. Canalla: “Soy canallafaiter, bro; he dado vuelta al cráneo y salió eso. Ponki Bruster no miente”. Así rige el mini mundo jai del ‘ambiente’: Los gays adinerados se levantan a beibifaces necesitados, donde no hay límites para el placer. Corre de todo y ellos son los menos importantes. Se debería castigar también a los que corrompen a esos jóvenes. La violencia ha crecido mucho y es de esperarse más crímenes. Matar es más fácil. Y se hace más sencillo sin remordimiento; los videojuegos desensibilizan y las películas y la vida te vuelven frío. Matar puede llegar a ser todo. Son jóvenes que crecieron en medio de la violencia. Ese Canalla sith adivinous, todo un bro, man; es el que dice las cosas como son, sin la necesidad de tomar sprai.

    Luis Torres Montero

    Luis Torres Montero

    Malas palabras

    www.malaspalabras.pe