Revocatoria a medias

Con más de la mitad de los votos escrutados, Susana Villarán sobrevive por menos de tres puntos pero pierde a los regidores de su partido. Resultado inesperado en un proceso que tras aplicarse cientos de veces en todo el país, por primera vez alcanzó a la capital.

| 21 marzo 2013 12:03 AM | Columnistas y Colaboradores | 693 Lecturas
693

Entre las razones que explican su media victoria están sin duda su atractiva y millonaria campaña publicitaria, más la hábil estrategia política de la derecha y los grandes empresarios que la apoyaron. El publicista argentino Luis Favre demostró que no desentona al lado de Maradona, Messi o el Papa. Diseñó una ingeniosa propaganda que sacó del hoyo a la alcaldesa. Convocó artistas y deportistas y con un estilo sugerente supo comunicar el valor del No.

El PPC, cuyos regidores criticaban duramente la gestión municipal, aplicó una estrategia que vendió la idea de que la revocatoria generaba caos, mientras logró que el municipio asuma su programa de grandes inversiones privadas, poniéndolo por fin a trabajar. Lourdes Flores se la jugó y la cereza que coronó el pastel la colocó un nonagenario Luis Bedoya Reyes, que en gran forma reverdeció laureles en el Mercado Central, una de sus obras emblemáticas. Con seguridad llevó a votar masivamente a la tercera edad.

El Sí actuó como una turbamulta. El dos veces regidor de Alfonso Barrantes y líder municipal de Izquierda Unida, Marco Tulio Gutiérrez, descubrió el impacto social de paralizar las obras y consiguió millón y medio de firmas en un tris. Ante tal éxito, se sumaron Solidaridad Nacional, el Apra y la UPP.

Luis Castañeda volvió a hacer gala de su silencio, que como sabemos le permite empezar campañas con treinta puntos de ventaja para acabar perdiéndolas. Al cierre de tan fina estrategia, quería ahogar al buen Marco Tulio, previo cebiche. El Apra sacó a las calles a sus cuadros juveniles y barriales, medio oxidados después de dos campañas grandes en que no los dejaron salir por falta de candidatos. El bullying los reanimó, aunque un poco confundidos, ya que el libreto interno les dice que estas cosas son “vecinales”, cuando desde la polis ateniense, un pequeño municipio, la primera preocupación de los polites, los ciudadanos, era cómo gobernar su ciudad.

La magia de Favre convenció hasta Sendero Luminoso, que intentó colarse por la puerta falsa del No sin invitación alguna. Solo Keiko Fujimori se mantuvo inconmovible, quizás recordando que sus votos tras la caída de Kouri, le dieron el triunfo a la candidata de Fuerza Social.

La figura misma de la revocatoria ha sido criticada duramente por los mismos ideólogos que la promovieron como ejemplo de democracia directa. Furibundos, tras casi tres lustros de aplicarse en provincias, les molesta mucho que se organice en Lima.

Como consecuencia del voto cruzado y disciplinado del PPC y los PPK, que salva a Susana, la media revocatoria nos llevará de nuevo a ejercer el sufragio, herramienta fundamental del poder soberano del ciudadano.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...
0.601428985596