Revocatoria: Lima es la que pierde

La ciudad de Lima y las legítimas aspiraciones de desarrollo y progresos de quienes viven en ella, son los principales afectados, los perdedores de la serie de intrigas políticas y extrañas decisiones de las autoridades pertinentes, involucradas en el irregular y absurdo proceso de revocación contra la Alcaldesa de Lima y el Concejo Metropolitano en pleno.

| 10 noviembre 2012 12:11 AM | Columnistas y Colaboradores | 878 Lecturas
878

Desde la validación irregular de un paquete de firmas decisivo hasta la inusual celeridad de decisiones que usualmente toman tiempo y la fijación de la fecha de la consulta ciudadana con una celeridad extraña y sin la lógica y habitual consulta a los otros organismos concernidos –uno de los cuales ha manifestado oficialmente su desacuerdo con la fecha- todo parece concatenado para perjudicar a nuestra capital.

Así se ve desde el punto de vista del vecino que desea la mejora de los servicios municipales y la realización de obras y reformas que hagan de la nuestra una ciudad al servicio de sus habitantes, amable y segura; contra lo cual se ha lanzado una implacable campaña política y propagandística basada en mentiras o medias verdades, aderezada con prejuicios y enconos políticos que deberían quedar de lado, en aras de la ciudad.

Pese a ser previsible el fracaso de la revocatoria, en la medida que las razones invocadas por sus promotores visibles son absolutamente inconsistentes, como lo ha demostrado un ilustrado columnista de este diario, la pérdida para la ciudad es evidente e indiscutible.

Prueba de ello son las nuevas intrigas que los afectados por las reformas emprendidas por el gobierno edilicio en bien de la ciudad, están utilizando para imponer sus intereses contrarios a la ciudad, alentados por el proceso de revocación, del que son obviamente entusiastas favorecedores.

Como lo ha señalado un dirigente empresarial, la revocación es además inconveniente porque afecta las inversiones que el desarrollo de nuestra urbe necesita y quien pierde por ello, es definitivamente la ciudad, como lo entienden inclusive políticos maduros y democráticos que, pese a ser adversarios políticos de la Alcaldesa de la ciudad, rechazan la pretensión de revocarla.

Todo ello confirma la certeza de los líderes de opinión y dirigentes políticos y sociales que se han comprometido con la causa de la estabilidad y la defensa de la ciudad, de que será derrotada en las urnas la revocación de sus autoridades.

Esos sectores están decididos a revertir un estado de ánimo pasajero reflejado en algunas encuestas, cosecha de la campaña mediática de encono lanzada contra la Alcaldesa prácticamente desde el día de su elección, sin esperar siquiera que se instale en el sillón municipal.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
0.647583961487