Revocadores suben pasajes

Los revocadores, aquellos angelitos, ruegan para que en realidad suba el precio de los pasajes en el Metropolitano a fin de que los usuarios culpen de esa medida a Villarán y apoyen la pretensión de sacarla.

Por Diario La Primera | 06 diciembre 2012 |  503 
503  

Ruegan para que los vecinos culpen a la alcaldesa de todo lo malo que suceda en la ciudad, inclusive que hayan aparecido los revocadores.

Se ha demostrado: El precio de los pasajes no tiene por qué subir. Con toda seguridad, es una argucia de los amigos que no soportan que una mujer honesta esté llevando las riendas de la ciudad evitando las coimisiones.

Me hubiese gustado que la alcaldesa hubiera sido más contundente en rechazar la movida de los amigos de Marco Turbio, que siguen diciendo que los precios se disparan por culpa de ella. Me hubiera gustado que la alcaldesa hubiese dicho claramente que los precios no subirán que, al contrario, bajarán al menos unos céntimos porque la idea es que la gestión verde apoye el bolsillo de los que menos tienen. En fin.

Los revocadores ruegan para que fracase la marcha antimafia que hoy partirá a las tres de la tarde del Campo de Marte, porque saben que esta manifestación apenas es el calentamiento de una movida ciudadana que los pondrá contra la pared.

De rodillas, los seguidores de Marco Turbio ruegan para que Villarán salga de su cargo porque es la única forma que retornen todos juntos con las uñas afiladas dispuestos a hacer de las suyas.

Es evidente los errores de Villarán; pero todos los errores pueden subsanarse. En cambio, los revocadores no cometen errores sino latrocinios. Se parecen mucho a los apristas. Les gusta el cargo público; le gusta vivir del dinero de los demás; y hacen todo lo posible para tumbarse a cualquiera que se acerque a la honestidad. Si García quisiera ser alcalde, estaría encabezando la revocatoria.

Referencia
Propia



    El Escorpión

    El Escorpión

    El Escorpión

    elescorpion@diariolaprimeraperu.com

    Loading...

    Deje un comentario