Reivindicando la pesca artesanal

La emisión de los Decretos Supremos Nº. 05 y 06 – PRODUCE, contiene el espíritu de salvaguardar las primeras 5 millas marinas, como zona de reserva, basada en la explicación científica, de preservar un ciclo biológico base de nuestra pesquería, y clave del ecosistema marino, pues las anchovetas hembras se refugian en nuestras zonas costeras, para desovar, expulsando en cada oportunidad entre 10,000 y 20,000 huevos. La verdadera pesca artesanal, es aquella de tecnología muy simple y de escasa capacidad, la cual compite por el alimento con las aves y lobos marinos, en un ambiente natural y elemental. La presencia de grandes embarcaciones industriales, y aún de lanchas de hasta 32 toneladas de capacidad de bodega, con equipos sofisticados y aparejos de cerco, han venido depredando nuestros recursos marinos, alejando las aves marinas, y rompiendo un ciclo biológico natural. Indudablemente que aún subsisten algunas imperfecciones, que tendrán que corregirse, como la transitoriedad de las primeras 4 millas en la zona de Ilo, pues deben eliminarse excepciones, y también los topes de 10 millas a las embarcaciones de menor escala, en el intento de ocupar y explotar progresivamente nuestras 200 millas. No olvidemos que el último censo, reveló la existencia de 16,045 embarcaciones artesanales, que con diversidad de aparejos, han venido pescando al interior de las primeras 5 millas, preferentemente para la fabricación de harina.

Por Diario La Primera | 01 setiembre 2012 |  1.6k 
1694  

Es necesario reconocer la firmeza de la Ministra de la Producción, Gladys Triveño, en una decisión justa para rescatar la verdadera actividad artesanal, y orientarla al consumo humano directo; pero que ha provocado la desesperación de algunos empresarios, que pretenden continuar privilegiando sus intereses particulares, aun a costa del hambre de millones de peruanos. Ojalá que el Gobierno, y el propio Primer Ministro, Juan Jiménez, no cedan ante las presiones de un pequeño grupo de mercenarios, encabezados ahora por el Presidente Regional de Ancash, César Álvarez, de dudosa conducta y lamentable gestión, quien inclusive ha sido involucrado en acusaciones, por asesinatos y atentados contra directivos y dirigentes regionales.

En nuestra pesquería continúan pendientes grandes tareas, como la obligatoriedad de que todas las pescas, deben ejercitarse con refrigeración en las bodegas de las embarcaciones, y aún en las pozas de recepción. También la necesidad de normar las pescas de anchoveta, jurel y caballa, y aún del atún; actividades distintas, que requieren diversidad de características en embarcaciones, redes y procedimientos, y que actualmente pretenden practicarse con las mismas tradicionales lanchas anchoveteras, sin mayores inversiones, pese a que no contribuyen significativamente con aportes tributarios al desarrollo del país.

La historia nos enseña, que los propósitos de lograr la justicia social, encontrarán siempre la oposición desmedida de una insensible oligarquía, que en otras épocas destituyó, y aún satanizó a gobernantes de nuestros países, por el “atrevimiento” de combatir el hambre y pobreza de las grandes mayorías. En buena cuenta, la decisión de PRODUCE, que ratifica lo establecido en la actual Ley de Pesca, demuestra una alentadora y reconstituyente actitud.

Referencia
Propia

    Juan Rebaza Carpio

    Juan Rebaza Carpio

    Mirando al mar

    Loading...

    Deje un comentario