Reflexionemos juntos

Existe carencia de conciencia del problema central en nuestra patria y como consecuencia de un compromiso de parte de la Sociedad civil y de las Autoridades competentes en materia de Educación y Seguridad Vial.

| 16 marzo 2012 12:03 AM | Columnistas y Colaboradores | 567 Lecturas
567

Continuaré abordando abiertamente el tema, esta vez, a través delCOSTO SOCIAL que como colectividad afrontamos año a año como consecuencia de estos incidentes viales. Si tal conciencia existiera, estaría manifestada en una política de Estado, instrumentada por el ministerio de Educación, en un programa de Educación en Seguridad Vial, comprometida económicamente con una inversión acorde al PROBLEMON en mención. Este tema se ha vuelto tan sistémico que a menos que haya un cambio en las tasas de incidentes, 6 de cada 10 niños nacidos hoy sufrirán lesiones en incidentes de tránsito y 1 de cada 84 tendrán una muerte violenta en las carreteras, calles o avenidas.Y si nos ajustamos solo al segmento entre 18 y 25 años, 1 de cada 5 necesariamente morirán en un incidente vial según estudios de la OMS. ¿Cómo podríamos comparar hoy los choques y atropelles de vehículos automotores con otras formas de violencia? Por ejemplo en los Estados Unidos hay 1 asesinato cada 34 minutos. Pero cada 13 minutos aparece 1 muerto en las pistas, un incidente grave ocurre cada 35 segundos en nuestra patria. Cada 2 horas muere un peruano, hay 7 incidentes viales por hora y cada 8 horas asesinan 1 persona. Necesitamos una ley que respalde este gran cambio de actitud en nuestra patria, fundamentalmente y en primera instancia a través del Congreso de la República y luego la reglamentación respectiva en el ministerio de Educación, y crear formadores en esta nueva asignatura escolar. Educación en Seguridad Vial para los primeros años de escolaridad, para púberes y luego para adolescentes a nivel de todo el Perú y adaptándolos a cada región natural. La Educación en Seguridad Vial es muy vasta y rica, ya que no solo se trata de enseñar normas y conductas, es mucho más que eso, trasciende fundamentalmente en moldear a las nuevas futuras mujeres y nuevos hombres que tendrán una visión diferente y su actuación en la vía será más solidaria, ya que desde pequeños se acostumbranrán y convirtirán en hábito el respeto a la otra persona. Hasta mañana.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Federico Battifora

Rompemuelle