Reestructuremos Imarpe

El Instituto del Mar del Perú (Imarpe), desde su creación no permite el acceso a su Presidencia de profesionales de la pesca, como ingenieros pesqueros, oceanógrafos, biólogos, científicos, etc., reservándose tal privilegio solo a Almirantes o Contralmirantes de la Marina de Guerra del Perú, en situación de retiro, lo cual no garantiza de modo alguno su manejo eminentemente científico.

| 03 setiembre 2011 12:09 AM | Columnistas y Colaboradores | 3.3k Lecturas

Más datos

El Instituto del Mar del Perú (Imarpe), desde su creación no permite el acceso a su Presidencia de profesionales de la pesca, como ingenieros pesqueros, oceanógrafos, biólogos, científicos.
3355

Imarpe privilegia el estudio de la Anchoveta con fines industriales (harina de pescado), olvidándola al igual que el Jurel, Caballa, Pejerrey, Calamar, Bonito, etc., con orientación a la alimentación directa de la población. También permite la pesca industrial, dentro de las 5 primeras millas, y hasta el colapso del recurso Merluza dejan en evidencia su grave crisis de dirección.

El calentamiento Global y los cambios del medio ambiente, están provocando severas modificaciones climáticas en todos los países del mundo, incluido el nuestro. La falta de informes precisos sobre la Corriente o Fenómeno de “El Niño”, originan confusión y desconfianza. Se desconocen estudios sobre nuestro suelo marino, pero apelando a la lógica y conocimientos básicos, sabemos de lo accidentado y desigual de su superficie, que considera elevaciones más pronunciadas que la Cordillera de los Andes.

La presencia de volcanes, algunos de ellos activados por la contaminación y como resultado de anteriores grandes pruebas nucleares, y que a menudo ocasionan maremotos o sismos, parecen no considerarse en las investigaciones y estudios científicos. Pero la modernidad en las comunicaciones y el contacto permanente con la actividad pesquera directa, nos permiten ahora un mayor acceso a evidentes realidades.

Carentes de pronósticos certeros sobre la Corriente o Fenómeno de “El Niño” (nombre establecido por los pescadores por la coincidencia con la Navidad); ignoramos indagaciones científicas de prestigiosas entidades como la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA), la Administración Atmosférica y Oceánica de los Estados Unidos (NOAA), el Centro Nacional de Tecnología y Ciencias del Espacio (NSSTC), entre otros. Por ejemplo, que el origen de la Corriente o Fenómeno de “El Niño” sería motivado por la actividad solar, cuando se producen erupciones violentas (eyecciones de masa coronal), midiéndose la intensidad del ciclo por el número de manchas solares. Es decir, cuantas mayores manchas negras tenga el sol, más probable es que exista una gran tormenta solar. Ello propiciaría alteraciones en miles de volcanes submarinos en actividad en el fondo del Pacífico Sur Oriental, concluyéndose que el vulcanismo submarino sería el causante del Fenómeno de “El Niño”, que provoca profundos cambios en el clima a nivel mundial. Este ciclo se repite en promedio cada 11.07 años.

Una institución tan importante como el Imarpe, pobre en recursos y presionada políticamente en importantes etapas de su existencia, requiere de una dirección apropiada, independiente y científica.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: | | | |


...

Juan Rebaza Carpio

Mirando al mar