¿Quién debe ser el técnico?

Me pregunta un trabajador de La Primera si sé quién será el próximo técnico de la selección. La verdad es que no tengo ni idea. Es claro que José del Solar está con las horas contadas. Y la nueva comisión tendrá que elegir. Seguramente será extranjero. Me acuerdo que cuando se eligió a Julio César Uribe, los periodistas hacían sus encuestas. Un conductor de Cable Mágico me dijo por quién votaría. Pero antes que pudiera contestar, se me adelantó y me dijo: “No vayas a decir Fabio Capello”.

Por Diario La Primera | 10 jul 2008 |    

Me conocía bien. Porque si realmente me piden a un hombre, creo que el italiano sería ideal.

Capello tomó la posta de Sacchi en Milan ya sin los holandeses. Y el juego del equipo rossonero fue brillante. Con un sistema táctico casi perfecto aplastó a Barcelona de Romario y Stoichkov 4-0 en la final de la Liga de Campeones.

Luego fue al Real Madrid y lo sacó campeón, pese a que Barcelona se había reforzado con Ronaldo.

Volvió a Italia para sacar campeón a Roma que no ganaba un título desde 1983, y retornó al Real Madrid. En una liga donde Barcelona le llevaba como 15 puntos, en las últimas fechas, el cuadro merengue lo pasó y ganó un trofeo más.

Creo que es uno de los mejores entrenadores del mundo y si alguien me pide mi opinión, no dudaría en sugerirlo.

Pero vayamos a la realidad. Capello fue contratado por la selección inglesa. Y es imposible contratarlo.

Si hablamos de buenos entrenadores, tenemos que mencionar de Hiddink, Aragonés, Mouriñho, Fergunson, entre otros.

Claro, todos tienen trabajo y son carísimos. Están fuera de nuestra realidad. O por lo menos, eso creemos.

¿Acaso Chile no contrató a Bielsa? O Paraguay no tuvo a Carpegiani, Markarían y Maldini.

Es cierto que Perú contrató a Autuori. Un técnico que fue campeón de la Copa Libertadores. Pero no era el indicado tampoco.

Perú debe contratar a un técnico europeo. Alemán, francés, italiano y si es holandés mejor. Para que empiece de cero. Que no conozca el medio, es un pretexto burdo. Pues no se dejará llevar por nombres y no recibirá a los empresarios que los manejan.

Además, se le debe pedir que organice nuestro balompié. Para que técnicos peruanos luego puedan tomar la posta siguiendo un modelo de enseñanza.


    Ivlev Moscoso

    Ivlev Moscoso

    Opinión

    imoscoso@diariolaprimeraperu.com