¿Quién manda a quién?

Es inaceptable y vergonzoso lo que viene sucediendo en los predios de Jirón Zorritos.

Por Diario La Primera | 16 jul 2010 |    

Al secretario técnico del Consejo Nacional del Trasporte Terrestre, no le permitieron el ingreso a las instalaciones de la SUTRAN para la reunión conjunta con el Gremio al cual representa. La SUTRAN funciona en el Ministerio de Transportes. Esta orden la firmó el Director de Circulación Terrestre (Medri) que nada tiene que ver con SUTRAN, pero todos sabemos que la dio el Secretario General del Ministerio, que tampoco nada tiene que ver con SUTRAN, así estamos, Menacho de apellido, entornillado en el asiento de secretario del despacho probablemente por García, evidentemente y de la misma forma que fueron atornillados Guapo Lindo, Marangonich y Medri, nadie del sector entiende que hacen en el Ministerio, porque el Transporte Terrestre peruano sigue cuesta abajo y sin visión que es lo peor, pero Menacho tiene un poder o se siente con un poder que debe creer que es su casa y que puede hacer lo que su gana le da. Quiero recordar a Menacho que él es un empleado del Estado peruano, no es dueño y señor de ningún estamento estatal, que su cargo es efímero y que come todos los días gracias a todos los peruanos y que le queda muy poco tiempo para que sea recordado como un prepotente, abusivo e incompetente funcionario, uno más que pasará por esta cartera tan cuestionada, con mucha pena y sin pizca de gloria. También un jalón de orejas a Doña Elvira, por permitir semejante intromisión, o es que se está transparentando lo que se temía que es dependiente obsecuente de las tres emes y de Guapo lindo, carente de autonomía, con lo cual su gestión desde ya sería un total fiasco y fracaso. Debemos frenar y denunciar estas malas prácticas, estamos en un estado de derecho, nadie debe ser puesto a un lado por desavenencias de tipo personal y menos en un despacho del estado. Menacho aprovecha permanentemente su efímera cuota de poder y por esta inconducta solo por esta, debería ser puesto de patitas en la calle. Hasta el Lunes.

    Federico Battifora