Qué tal problema

El de nuestra patria, con casi dos millones de peruanos que depende su sostenimiento a través de cualquiera de los sistemas de transporte que operan en el Perú, principalmente taxis, mototaxis, combis, camiones, etc.

| 07 setiembre 2012 12:09 AM | Columnistas y Colaboradores | 696 Lecturas
696

Es una consecuencia que tiene su origen en los inicios de los años noventa, cuando Fujimori despidió a más de medio millón de personas del aparato estatal, les infló los bolsillos a manera de indemnización y les mostró el camino, permitiendo la importación de chatarra usada, luego desreguló legalmente la actividad de transportar personas y mercancías por toda la patria y les dijo a trabajar como sea, en ese negocio. La INFORMALIDAD se apoderó rápidamente de esta actividad hasta precarizarlo a nivel urbano principalmente, aunque en las carreteras también existe hasta la fecha gran informalidad en esta actividad. Hoy, este tema está poniéndose como obviamente tenía que suceder en la mesa de decisiones sobre el futuro de esta actividad principalmente a nivel urbano, en el que el liderazgo ya lo asumió la Municipalidad de Lima. Pero en esta dirección deben converger todos los entes vinculados a esta actividad, especialmente el Ministerio de Transportes, que tengo la percepción que a la fecha está más desubicado que un huevo frito en un cebiche, para llegar a un acuerdo nacional sobre el futuro de esta actividad en forma global en nuestra patria. Pero, lo primero que se debe hacer es sincerar la causa raíz de esta situación y que la población sepa lo que el transporte en todas sus manifestaciones significa en la patria, un refugio de orden social al desempleo que por décadas tenemos como déficit en el Perú. Representó una situación muy cómoda para los gobernantes de pacotilla que hemos tenido y para los que fabrican estadísticas oficiales sobre la realidad nacional, SOBRE LA VERDAD DEL EMPLEO EN EL PERU. Dicho esto y reconociendo esta realidad de inmediato se deben sentar en una mesa todos los actores de esta actividad, tan importante para la nación y HACER LO QUE SE DEBE HACER, deponiendo intereses políticos, intereses privados y sólo debe prevalecer en la prelación de jerarquías, la PERSONA como principio y fin de tan noble actividad recurriendo al nuevo concepto de la Movilidad Sostenible que contiene profundas connotaciones ontológicas que es necesario desarrollar. Hasta mañana.

Loading...



...

Federico Battifora

Rompemuelle