¿Qué pretenden?

Los choferes de automotores, incapaces de cumplir lo esencial del reglamento de tránsito. La cantidad de infracciones de tráfico que se cometen en la vía de todos, son innumerables y lamentablemente quedan en la más absoluta impunidad, sea por defecto de los responsables en hacer cumplir la norma y su falta de AUTORIDAD como de la irresponsabilidad sin límites de los choferes.

| 25 octubre 2012 12:10 AM | Columnistas y Colaboradores | 563 Lecturas
563

Argumento válido pudiera ser el que la autoridad no cuente con herramientas tecnológicas que ayuden al control eficiente del tránsito y sobre todo el poder identificar a los vehículos que al mando de irresponsables al volante incurren permanentemente en circular a una velocidad inadecuada, como conceptualizamos en columnas anteriores y hoy recordamos. Velocidad inadecuada es aquella que aun estando dentro de los parámetros máximos permitidos en la noma, pero dadas las condiciones existentes en el escenario de conducción, lo razonable es andar a menor velocidad, digo razonable, porque la RAZON es la facultad que tenemos los seres humanos de identificar situaciones y entender conceptos, esto nos diferencia de los animales que carecen de esta facultad. Circular con exceso de velocidad o conducir hablando por el celular al mismo tiempo o contestando correos electrónicos o simplemente enviando mensajes, este tema de la distracción y la conducción va tomando proporciones que hay que detener cueste lo que cueste. Es inaceptable que existiendo tecnología de punta en el mundo, aún no contemos con ellas en Lima y carreteras. Esta herramienta sirve para detectar y sancionar ejemplarmente al chofer incorregible al que no le ASISTE NINGUN DERECHO DE PONER EN RIESGO A LOS DEMAS. La multa significa el castigo que la sociedad le impone, por trasgredir los principios básicos de la seguridad vial. Atentan contra la seguridad del peatón, donde la mayor cantidad de muertos producidos por accidentes de tránsito en nuestra patria son por ATROPELLO y de poner en alto riesgo a los demás conductores. Las sanciones deberían ser muy COSTOSAS a los trasgresores cotidianos, incluso, la suspensión de por vida de la licencia de conducir. En nuestra patria existe un concepto equivocado, se piensa que la licencia de conducir es un derecho, lo cual es incorrecto ya que es una facultad que otorga el ESTADO al ciudadano que reúne condiciones para guiar con seguridad y destreza un automotor, hasta que deja de hacerlo. El ESTADO con todo el derecho que le asiste, puede quitársela o suspendérsela. Hasta mañana.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Federico Battifora

Rompemuelle