¿Qué pensará Fujimori de su hijo Kenji?

Nadie sabe cómo lo trata ahora Alberto Fujimori a su hijo Kenji, quien dio la pista con un croquis para que se revelara incluso con fotografías las excelentes condiciones en las que vive el exdictador en la Diroes.

| 10 noviembre 2012 12:11 AM | Columnistas y Colaboradores | 845 Lecturas
845

Es posible que Fujimori, después de golpear la mesa al ver que todos hablaban de las fotos de sus lujos en la llamada cárcel, le haya dicho: “Ay, hijo, tú no tienes la culpa de haber nacido así; pero otra vez ¡cállate la boca! Solo debes hacer lo que yo te mande”.

Hay una relación muy cercana entre Fujimori y Kenji, su último hijo. Desde niño, Kenji siempre estuvo al lado de su padre y cuentan que decía: “Api, cuando sea grande quiero ser como tú”. Fujimori lo miraba, indican, con un poco de pena y le decía: “Sí, hijo, cuando seas grande, cuando seas grande”.

El tiempo pasó volando y Kenji aún sigue diciendo: “Cuando sea grande, api, me compraré un espacio tan grande y cómodo como tu cárcel, api. Cuando sea grande, quiero ser como tú”.

Kenji es ingenuo y torpe; impulsivo a veces y malcriado como un adolescente sin muchas luces. De pronto cree saber algo y se emociona y casi siempre termina metiendo la pata. Se parece a Carlos Raffo, solo que es peor.

En cambio, Fujimori ha nacido con una astucia notable para el mal. Sabe lo que hace, lo piensa bien, calcula como todo maleante. Es sumamente desconfiado, tanto que sus negocios, el billete fuerte, solo lo maneja él, estrictamente él.

Cree que fue mala suerte el haber engendrado un hijo como Kenji. Pero lo quiere con toda el alma, tanto que ni siquiera le llama la atención por las tonterías que hace. Pero nadie sabe cómo lo trata ahora que ha metido las cuatro patas.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

El Escorpión

El Escorpión

elescorpion@diariolaprimeraperu.com