¿Qué es el marketing?

Podríamos decir que la comercialización o marketing es una cuasiciencia; si bien se vale de herramientas y de disciplinas científicas para lograr sus cometidos, dista mucho de cumplir con el postulado de la experimentación.

| 11 diciembre 2011 12:12 AM | Columnistas y Colaboradores | 1k Lecturas
1099

Antiguamente, el concepto de comercialización o marketing era el de intercambio de bienes y de servicios (primera acepción).

Este concepto tuvo vigencia hasta 1960, cuando se llegó a la conclusión de que era algo más que un intercambio, pues intervenían otros factores empresarios. Fue así como los miembros de la American Marketing Association dieron la siguiente definición de marketing: desempeño de actividades de negocios que dirigen la corriente de bienes y de servicios del productor al consumidor o usuario (segunda acepción).

Pero, dado al dinamismo que esta disciplina tiene, poco a poco esta definición fue perdiendo vigencia. Organizaciones sin fines de lucro (como congregaciones religiosas, partidos políticos, hospitales o museos), se adueñaron de las técnicas del marketing para obtener sus fines.

Ante ello, la American Marketing Association dio una nueva definición en 1986: marketing es el proceso de la concepción, valoración, promoción y distribución de ideas, bienes y servicios para crear intercambios que satisfagan las necesidades individuales y organizacionales (tercera acepción).

Una definición más actual y generalizadora diría que: “comercialización o marketing es una filosofía del hombre de empresa que, pensando en los deseos y en la satisfacción de sus clientes reales o potenciales, analiza, estudia y desarrolla bienes, productos, servicios e ideas, haciendo posible su concreción para colocarlos en un mercado, en un tiempo y lugar oportunos, al menor costo posible, con fines de lucro, a un precio justo y haciendo que todos tiendan al bien común”. Analicemos específicamente los conceptos esbozados por esta definición:

• Es una “filosofía del hombre de empresa”: quiere decir que es el estudio racional desde dos puntos de vista, el del conocimiento y el de la acción del empresario. Al decir “reales o potenciales” se refiere a que su visión va más allá de los clientes que tiene en ese momento, sino que aspira a obtener más, obviamente conservando los que ya tiene.

• “Haciendo posible su concreción”: nos da la idea de que el hombre de empresa utilizará todos los medios científicos, humanos, financieros y tecnológicos para alcanzar su meta.

• “Colocarlos en el mercado en tiempo y lugar oportunos”: nos está indicando la precisión que debe tener en lo que hace. Es “llegar a tiempo y dónde hace falta”.

• “Al menor costo posible”: si lo que se desarrolla es a un bajo costo, podrá obtener una buena rentabilidad, vendiendo el producto a un precio justo y obteniendo un lucro.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.



...

Mario Galarza Peña

Marketing & Negocios

mgalarza@mg-group.com.pe