¿Que Bolivia proteste?

El miércoles por la noche veía un programa de televisión. Claro, deportivo. Y me causó alarma cuando el comentarista afirmó que la posición de Bolivia debía ser compartida por Perú. Que teníamos que ser solidarios con el pueblo boliviano. Además de citar lo que dijo Maradona y otras cosas más.

| 20 marzo 2008 12:03 AM | Columnistas y Colaboradores | 389 Lecturas
389

Me llamó la atención y pensé que quizás por eso Perú no tiene una postura realmente firme en este tema. Y por ello sólo el gobierno boliviano, bajo la voz de su presidente Evo Morales, está a la cabeza de esta absurda decisión de la FIFA de prohibir el juego a más de 2,750 metros sobre el nivel del mar.

Porque parece que nosotros los limeños creemos que estamos al margen de esta norma. Y no nos damos cuenta que TODOS SOMOS PERÚ. Que Cusco, Puno, Huancayo, Cajamarca, Ayacucho, etc., pertenecen al territorio peruano y allí también juegan fútbol.

No se trata de adherirnos a Bolivia, señores. Se trata de hacernos respetar por nosotros mismos. Porque esta medida de la FIFA está cercenando el territorio nacional para la práctica del balompié.

Los equipos costeños (para generalizar) no están al margen. Y los jugadores como Solano, Pizarro, Guerrero y la mayoría de la selección que desisten de jugar los partidos eliminatorios en Cusco no son diferentes a los que llegaron a defender al Cienciano, por ejemplo.

Por tener dinero o por estar jugando provisionalmente en Lima, los jugadores incaicos deben entender que éste es su país. Y que se puede jugar en cualquier parte de nuestro territorio.

Decir que no, es apoyar abiertamente la postura de la FIFA y eso ninguno que se considera peruano debe aceptarlo.

Estoy seguro que si con el tiempo hubiera colonias de humanos en los diversos planetas del Sistema Solar y alguna vez se jugara un torneo interplanetario y le tocara a la Tierra ser local, se escogería la altura de La Paz o del Cusco para que se desarrolle el partido.

La naturaleza creó los Andes. Y el tema de la altura es una ventaja para aquel que está acostumbrado. Así como lo es el frío de Moscú o el calor del África.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Ivlev Moscoso

Opinión

imoscoso@diariolaprimeraperu.com