Principio de Autoridad

Una de las mayores confusiones de estos tiempos, especialmente en nuestro tránsito y transporte urbano limeño, es el existente entre el principio de autoridad y el autoritarismo.

| 26 setiembre 2011 12:09 AM | Columnistas y Colaboradores | 900 Lecturas
900

Obviamente, como consecuencia del abuso y corrupción de autoridades de turno anteriores a esta administración y el oportunismo y aprovechamiento de los gamonales, también corruptos, de siempre que han hecho posible la incorporación en el imaginario cultural de nuestra sociedad, una especie de descrédito total a cualquier forma de autoridad. Emocional e intelectualmente, han producido una suerte de DIABLO CALATO, cuando de instaurar un básico principio de autoridad para la convivencia justa y segura en la vía pública se trate. Sobre todo para restablecer los derechos humanos fundamentales de los peatones y usuarios de los servicios públicos de movilidad masiva, como también los derechos y prestaciones laborales sociales de los que trabajan día a día, haciendo posible el desplazamiento de los ciudadanos. El ser humano, así como lleva la simiente para desarrollar la capacidad de amar, de odiar y de temer, también lleva impresa, la impronta del respeto, de la obediencia, a personas que en virtud de determinadas actitudes y aptitudes, consideran capaces de conducirlos. Restaurar el principio de autoridad, es tan importante de entender y aceptar, porque bien administrada, en forma eficiente y eficaz, se convierte en un gran aliado para los ciudadanos. Imaginemos por un momento, si los 4 millones de habitantes mayores de edad de Lima, tuviésemos que decidir permanentemente sobre cada tema. Por otro lado, toda actividad humana requiere de este principio, bien entendido y mejor aplicado y se transparenta cuando se actúa dejando de lado el interés personal o privado. Es ineludible la restauración o implementación del Principio de Autoridad en la vía de todos, si es que deseamos lograr éxito en la re ingeniería que se pretende en nuestra movilidad y transporte terrestre de la ciudad. Hasta mañana.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: |


...

Federico Battifora

Rompemuelle