Políticamente incorrecto

Este es el título de una reunión de amigos que ha sido citada para el 25 de octubre en la Casa Mariátegui para anunciar mi regreso de donde nunca me fui, algo así como empezar a poner atrás el tema de la enfermedad. Es un gesto que agradezco con toda el alma y que de paso me ha hecho pensar en la intención de presentarme como alguien capaz de ponerse en sentido opuesto a lo que otros dan a priori por correcto sobre todo porque sienten que eluden los puntos de mayor polarización.

| 23 octubre 2012 12:10 AM | Columnistas y Colaboradores | 612 Lecturas
612

No sé si merezca el distingo, pero si con esto se quiere decir que me disgusta la fórmula: “ustedes indultaron más”, cuando de lo que se discute es sobre un bárbaro sistema penal que provocaba la detención y condena de muchos inocentes, que produjo vergüenza al propio fujimorismo; o cuando se niega la “flexibilización carcelaria”, sin tomar en cuenta que el régimen de prisiones de los 90 era inaceptable en el grado de civilización del que nos sentimos parte; entonces sí soy todo lo incorrecto que sea necesario.

Puedo mencionar otros casos, como cuando se dice que si el estudio médico muestra que Fujimori está en estado terminal o bajo una gravedad irreversible, cuando todos saben ya que no es así y que desde la Diroes se están armando cada día operaciones sicosociales no solo para crear una corriente a favor del indulto, sino para demostrar que los fujimoristas han puesto a la defensiva a todos aquellos que dudaron en oponerse desde el primer día a la libertad del expresidente reo de la justicia por temor a chocar con el sentimiento popular de lástima hacia el prisionero y su enfermedad.

También debe ser incorrecto protestar por el ensañamiento del poder contra Antauro Humala, encerrado en la base naval como prisionero de alta peligrosidad, para intentar resolverle a su hermano presidente las presiones de la prensa de derecha. Como acaba de demostrarse, Antauro no ha dejado de ser una presa de la prensa amarilla a pesar de estar sobre-castigado, mientras que su engreído de la Diroes parece haber instalado un estudio fotográfico para emitir las tomas que sirvan a la causa del indulto a la que se ha jugado.

A Ollanta lo quieren llevar a que con una mano ponga fuera de su celda al hombre contra el que se levantó hace doce años, condenado por violador de derechos humanos y corrupto, y con la otra profundice su ruptura con su hermano y su familia. Casi una robotización de sus reflejos para que pueda seguir haciendo lo que la derecha quiere. Aunque decirlo sea políticamente incorrecto.

Exculpar a priori a los comandos de Chavín de Huántar, que son héroes, frente a los feos gallinazos del SIN, solo que alguien de los primeros entregó a los capturados vivos a los segundos, si fueron estos los encargados de eliminarlos. Y es que esos valientes soldados que se agarraron a tiros con los emerretistas no eran ajenos a las manipulaciones que se aplicaron a las instituciones militares en los 90, de ahí la conjura de silencio sobre lo que realmente pasó.

Lo políticamente incorrecto no es la verdad indiscutible, sino aquello que uno verdaderamente cree, sin condicionamientos de quedar bien o de remover la verdad oficial. La transición post fujimorista ha proveído de muchas medias verdades políticamente correctas. El riesgo es que reviertan a las crudas mentiras fujimoristas, sino somos capaces de reaccionar aún cuando parezca una incorrección.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo:


...

Raúl Wiener

POLITIKA

Analista

Deje un comentario

Espere...