Política y estrategias de la Ordenanza 1538-mml: transporte urbano en Lima

Hace una semana se publicó la Ordenanza Municipal 1538-MML muy controvertida por sus efectos exante y expost, pues generó un paro local que tiene impacto directo en la productividad de la región y las incertidumbres en los diferentes actores que conforman la cadena de valor en el transporte público de pasajeros, porque la norma municipal no tranquiliza a los intereses privados.

| 24 julio 2011 12:07 AM | Columnistas y Colaboradores | 3.3k Lecturas
3370

Dicha Ordenanza promueve la inversión para que los actuales operadores adquieran buses de mayor dimensionamiento y caracteriza los vehículos en cuanto a las emisiones de gases de combustión, exigiendo el uso de tecnología Euro IV a partir del 2013.

Creo que la intención política no tiene el buen sustento técnico, lo que augura poca probabilidad de éxito para obtener resultados exitosos. La razón es que sin tener en cuenta nuestra realidad en cuanto a disponibilidad de combustible EURO IV se quiere imponer esta tecnología porque se utiliza en otras latitudes. Aquí estamos frente a una decisión política con mala investigación de mercado, pues si las empresas de transporte que son débiles en gestión y organización quieren adquirir buses con esta tecnología, no será posible generar negocios sostenibles. Pues estos vehículos pueden costar 20 mil dólares más caros que EURO III en el caso de combustible Diesel y hasta 5 mil dólares si se tratara de gas natural. Los flujos de efectivo futuro de estas inversiones enfrentarán ingresos reducidos, con pasajes de S/. 1.00, insuficiente para asegurar una rentabilidad esperada.

La Ley General de Transporte (27181) en su Artículo 5.1. dice: “El Estado promueve la inversión privada en infraestructura y servicios de transporte, en cualesquiera de las formas empresariales y contractuales permitidas por la Constitución y las Leyes”; ante lo que la Municipalidad de Lima genera una contracorriente al intentar normar en un ámbito que no le corresponde, pues la competencia normativa le corresponde al MTC.

Si se exige el uso de este combustible a partir del 2013, la MML debe asegurar que todas las inversiones previas estén garantizadas, pues muchos operadores han venido realizando gestión financiera para adquirir buses a gas natural EURO III, que en grado de emisiones no está muy lejos de un motor EURO IV.

Finalmente, todos estos vehículos podrán adaptarse a EURO IV utilizando catalizadores originales, en este caso CUMMINS dado que todo el mercado actual de motores a gas natural es de esta marca. De esta forma la MML estaría protegiendo las inversiones de aquellas empresas de transporte que ya adquirieron un crédito a partir del 2009 y tienen todo el derecho a contar con el apoyo municipal para alcanzar los resultados económicos y financieros proyectados.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo:


...