Poesía en las preferencias de la cátedra

El CLÁSICO del domingo nos recuerda el Hipódromo de Santa Beatriz, cuyo origen y construcción tuvo lugar como un despertar a la afición del grueso público limeño. Así lo comprendieron los dinámicos dirigentes del Jockey Club y a fines del siglo XIX se obtuvo de la Municipalidad de Lima la concesión de una enfiteusis por 99 años en los terrenos del fundo "Santa Beatriz", nombre inolvidable en nuestros anales hípicos. Así fue inaugurado en julio de 1903 el pintoresco hipódromo, que albergó durante 35 años a la afición limeña. El Sr. Alfredo Benavides, mediante una emisión de bonos construyó las tribunas, a la que se agregó en 1909 la Tribuna de Segunda. Fue la etapa más brillante de "Santa Beatriz" entre 1921 y 1924, construyéndose en esa llamada "Edad de Oro" una hermosa pista, en terrenos cedidos por el Presidente Sr. Augusto B. Leguía. Allí se disputaron carreras internacionales celebrando el Centenario de la Independencia y el Centenario de Ayacucho, y se construyó la tribuna de socios que es lo único que aún existe. El Hipódromo de Santa Beatriz tuvo vigencia hasta el año 1938, a partir del cual la hípica se traslada al Hipódromo de San Felipe. Qué duda cabe que dirigentes llenos de entusiasmo por una actividad de mucho arraigo en la población fueron procurando mejoras en la actividad hasta llegar, gracias a aquellos dirigentes, a lo que es hoy Monterrico, uno de los más cómodos y modernos hipódromos de América. Veremos si la favorita POESÍA en el "Hipódromo de Santa Beatriz" ofrece su mejor declamación.

Por Diario La Primera | 06 ago 2008 |    

 


    Jorge Bonilla Gonzales

    Jorge Bonilla Gonzales

    Al ritmo del Turf

    Opinión