Pizarro al Bayern

Me era difícil creer que Claudio Pizarro retornara al Bayern de Munich. A los 33 años, era más probable pensar que se iría a “descansar” en algún club rico de Asia. Desde hace muchos años mantengo mi posición que Claudio no es ni siquiera uno de los mejores 20 delanteros del mundo. Eso no quiere decir que sea malo o algo parecido.

| 28 mayo 2012 12:05 AM | Columnistas y Colaboradores | 1.3k Lecturas
1396

En Bremen, el nivel de Pizarro fue óptimo. Estuvo entre los goleadores del campeonato y es el peruano que más destaca en el extranjero.

No hablemos a nivel de selección, pero lo que acaba de hacer Pizarro es impresionante. Pocos jugadores en la historia retornan a un club tan importante en el cual tuvo éxito por méritos propios.

El chileno Salas o el uruguayo Francescoli regresaron a River Plate cuando estaban en el epílogo de su carrera más por un tema sentimental. Como un reconocimiento de los que hicieron por estos clubes en sus años mozos. Igual que Paolo Futre en Atlético de Madrid y tantos otros.

Pizarro tuvo la gloria cuando luego de ser goleador en el Bremen pasó al gran Bayern de Munich al comienzo del siglo. Con el elenco bávaro le fue bien. Tanto que le valió ser contratado por Chelsea.

Pero en el equipo inglés se fue a la lona. Jugó poco y parecía distraído en sumar dinero e importarle un bledo la selección y su continuidad como jugador profesional.

Pero del suelo volvió al Bremen. Hasta aquí justamente pudo ser un tema sentimental por lo que ya le había dado al club verde. Pero por su propio mérito vuelve al Bayern, el club más importante de Alemania, por más que Dortmund sea campeón.

Lo que acaba de conseguir es para el elogio, más allá que tenga o no éxito en el equipo muniqués. Es difícil creer que mandará al banco a Mario Gómez, pese a que el delantero de la selección es algo torpe, sus anotaciones en la temporada lo hacen titular. Pero no tengo duda que hoy Pizarro es mejor que Olic.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Ivlev Moscoso

Opinión

imoscoso@diariolaprimeraperu.com