Piñata del fujimorismo

Keiko Fujimori, la hija de exdictador que sin merecerlo quiere salir de la cárcel para ser candidato, demostró, al insultar al expresidente Alejandro Toledo, lo que sospechábamos de ella.

| 25 octubre 2012 12:10 AM | Columnistas y Colaboradores | 616 Lecturas
616

Demostró que es huérfana de argumentos y surtidora de insultos y que ella encarna ese odio visceral de los naranjas contra el cholo sagrado de Eliane que se subió a la ola antifujimorista cuando el partido estaba por terminar y llegó a ser Presidente de la República. El fujimorismo tiene una herida abierta llamada Toledo. Si usted conoce a alguien que odia a Toledo es casi seguro que se trata de un fujimorista. Dije que odia. Así como lo hace Keiko, porque solo el odio más profundo puede provocar que una mujer, una excandidata a la presidencia de la República, puede decirle a un expresidente que es cobarde y borracho. Son palabras de grueso calibre, usadas en los callejones sin nombre de los barrios bravos. Lo que pasa es que Keiko y los fujimoristas están envalentonados, incluso pareciera que se sienten seguros de sí mismos en que no han perdido nada, ni siquiera las elecciones. Es reprobable lo que hizo la fujimorista y ahora ella también debería pedir disculpas por ayudar a que el debate político llegue a niveles a los que descendió en la dictadura. Pueden decirle de todo a Toledo; pero no hay nadie que pueda sustentar con fundamentos de verdad que es un dictador. En tiempos en que se ponía la banda presidencial lo llegaron a apodar “Piñata del fujimorismo”, porque le daban con palo todos los días en la prensa, con razón y generalmente sin ella, por el solo gusto de joder. Joder es lo que hace bien el fujimorismo y eso es lo que hizo con nuestra democracia incipiente, con la moral y la ética de nuestra gente. Al fujimorismo no le importa el Perú. Le interesa el poder para poder robar todo lo que se puede al costo que sea.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

El Escorpión

El Escorpión

elescorpion@diariolaprimeraperu.com

0.567577838898