Pilotos del transporte urbano

Conducir vehículos de transporte urbano masivo es un trabajo complejo y de muchísima responsabilidad, requiere, entre otras habilidades, percibir permanentemente las situaciones cambiantes y abruptas del tránsito, técnicamente se denomina PERCEPCIÓN DEL RIESGO, esta aptitud se entrena y se desarrolla hasta que se convierte en un HÁBITO.

| 29 setiembre 2012 12:09 AM | Columnistas y Colaboradores | 671 Lecturas
671

Así mismo, debe evaluar y tomar decisiones sobre las acciones más adecuadas a realizar en cada situación y ejecutarlas correctamente. Todos estos procesos demandan del conductor que se encuentre en óptimas condiciones PSICOFÍSICAS para que lleve a cabo su trabajo correctamente. La complejidad de conducir este tipo de vehículos pone de relieve aptitudes y actitudes imprescindibles para ser un piloto seguro, un verdadero profesional de la conducción. No es nadita fácil estar pendiente de las señales de tráfico, de los vehículos que circulan delante y detrás, de los peatones que atraviesan la pista, del odómetro que marca la velocidad de la unidad, del tacómetro que marca las revoluciones por minuto del motor, etc, etc. Tomar permanentemente decisiones sobre la velocidad adecuada y legal, sobre las maniobras correctas para circular en forma segura por la vía pública. Es evidente que con la práctica constante, algunas de estas funciones básicas se van automatizando y por consiguiente el trabajo de conducir se percibe como algo casi rutinario. Esta situación los lleva a la creencia errónea de pensar que pueden también realizar al mismo tiempo otras actividades mientras conducen y que por cierto, requieren atención de parte del piloto. Pero cuando se es un piloto profesional del transporte urbano masivo, se requiere otro tipo de formación laboral que dista mucho de las cuestiones de índole estrictamente técnicas, tiene que ver con el convencimiento y la necesidad de cumplir cabalmente con la normatividad vigente para el tránsito, tiene que ver con el compromiso auténtico con la seguridad, tiene que ver con la práctica de ciertos valores humanos, como el respeto al usuario del servicio y a los peatones que se movilizan en la vía pública. Tiene que ver con el respeto y dignidad a sí mismo, esto, lectores, también se aprende y se lleva a la práctica. Hasta mañana

Loading...


En este artículo: |


...

Federico Battifora

Rompemuelle